3 Creencias comunes pero tóxicas (y sus antídotos)

wrangler/Shutterstock
Fuente: wrangler / Shutterstock

Es asombroso cuántas personas inteligentes y con visión de futuro se suscriben a ideas y cosmovisiones que subvierten su felicidad y el bienestar de sus amigos y familias. Si te aferras a alguna de las siguientes ideas, te sorprenderá saber que secretamente pueden ser obstáculos importantes en el camino de tu felicidad:

1. "Es saludable desahogarse".

Así como la supresión de sentimientos no es saludable, también lo es expresarlos con agresión excesiva u hostilidad. De hecho, debido a simples contingencias de refuerzo, gritar, gritar, golpear almohadas o golpear cosas solo intensifica la ira a largo plazo. El antídoto para esta creencia tóxica es entender que "desahogarse" es contraproducente, puede dañar las relaciones y, por lo general, conduce a una ira más eruptiva. (Es un círculo vicioso). Alternativamente, expresar enojo asertivamente es saludable y generalmente conduce a resultados beneficiosos para todos en las relaciones.

2. "La honestidad total es siempre la mejor política".

La falla en esta idea es el "total", no la "honestidad". Por supuesto, la honestidad es una virtud que puede consolidar la confianza en las relaciones. Sin embargo, como cualquier cosa, puede ir demasiado lejos. Pocas relaciones pueden tolerar un grado de intercambio en el cual un socio (o ambos) expresa cada verdad y no retiene prácticamente nada. Además, la franqueza sincera que lastima innecesariamente a las personas no es ciertamente virtuosa. La mayoría de las relaciones se benefician de demostraciones de tacto y diplomacia que requieren que algunas cosas permanezcan sin decir y algunas verdades sean minimizadas. Si bien en algunos casos puede ser apropiado decir la verdad contundente o desnuda, en la mayoría de los casos tendrá un efecto corrosivo en las relaciones.

Por ejemplo, imagina que estás visitando a un amigo enfermo terminal que se ve como el infierno, y él o ella comenta: "Me veo fatal, ¿no?". Es necesario decir la verdad sin adornos, o está subestimando su apariencia demacrada. ¿elección?

Obviamente, el antídoto para esta creencia tóxica no es la deshonestidad indiscriminada. Más bien, es comprender que no es la honestidad total la mejor política: es amor y bondad.

3. "La perfección debería ser tu objetivo".

Pocas cosas, y ninguna gente, son perfectas. Esperar la perfección, medirse contra un estándar imposible, generalmente resulta en una espiral descendente de pensamiento negativo, autocrítica, resentimiento y angustia emocional. Esto, a su vez, puede fomentar una actitud de "por qué molestarse" y una procrastinación masiva o, peor aún, un comportamiento obsesivo-compulsivo. (No estoy afirmando que el perfeccionismo cause TOC, per se, pero, curiosamente, la mayoría de las personas con TOC obtienen una puntuación muy alta en medidas de perfeccionismo). Otros peligros del perfeccionismo incluyen competencia insalubre, estrés severo, agotamiento y comportamiento poco ético: hacer trampa en exámenes, tomar crédito por el trabajo de otros, reclamar falsamente calificaciones de trabajo, etc.

El antídoto contra el perfeccionismo es primero reconocer y aceptar sus imperfecciones, falibilidad y limitaciones humanas. Luego "baja la barra" de tus expectativas, para ti y todos los demás en tu vida que también son seres humanos imperfectos. Finalmente, esfuércese por ser competente, mejore gradualmente su desempeño y luego busque la excelencia. Libre de la presión para ser perfecto, es probable que disfrute más de su trabajo, y el resultado será bueno y tal vez incluso excelente. El resultado final: luchar por la excelencia (que es alcanzable), no por la perfección (lo cual es imposible).

Para obtener más creencias tóxicas y sus antídotos, lea ¡ No lo crea por un minuto !: 40 Ideas tóxicas que lo están volviendo loco .

O consulte este enlace a otras tres creencias tóxicas comunes y sus antídotos:

https://www.psychologytoday.com/blog/think-well/201604/3-more-common-tox…

Recuerde: piense bien, actúe bien, siéntase bien, ¡esté bien!

Copyright Clifford N. Lazarus, Ph.D.

Related of "3 Creencias comunes pero tóxicas (y sus antídotos)"