Acción de Gracias y Gratitud: 5 consejos para practicar

Es esa época del año otra vez. El Día de Acción de Gracias se asocia con muchas cosas, incluido el tiempo con la familia, las ventas navideñas, el fútbol y las comidas hasta el agotamiento. ¿Qué hay de dar realmente las gracias? ¿Hay espacio este fin de semana para tales sentimientos?

Las investigaciones de Robert Emmons y sus colegas han demostrado repetidamente los beneficios de expresar aprecio y gratitud. En su estudio inicial (Emmons y McCollough, 2003), las personas que tenían un diario de gratitud semanal informaron más optimismo, menos problemas físicos y más ejercicio físico en comparación con las personas que registraron eventos neutrales o negativos. Estos hallazgos no deberían ser demasiado sorprendentes, especialmente porque las religiones en todo el mundo han practicado la extensión de oraciones de agradecimiento. En el cristianismo, por ejemplo, decir que la gracia es una tradición exaltada para agradecer a Dios por el sustento y la vida en la tierra.

Entonces, con un día especial reservado para ello, ¿por qué no practicar la gratitud mañana? No estoy seguro, ¿qué hacer? Aquí hay 5 sugerencias:

  • Considere por lo que se siente agradecido el año pasado. Nombra 10 cosas cuando termines la frase, "Me siento agradecido por …". Lo que sea que menciones no necesita ser particularmente grandioso. No tiene que agradecerle al cosmos por su existencia, pero sus declaraciones deben reflejar sus verdaderos sentimientos, no lo que usted cree que debería sentir. Puede permitirse unos momentos considerar completamente algo (o alguien) antes de decidir si es digno de la lista. Por ejemplo, es posible que no se sienta particularmente agradecido por alguien de su familia debido al dolor de cabeza que le causó hoy. Sin embargo, si te sientas lo suficiente en contemplación, es posible que puedas ver a través de esta tormenta de mal humor y encontrar la verdadera gratitud.
  • Comparta sus sentimientos de gratitud con amigos y familiares. Temprano en el día de mañana, organice un momento en el que todos discutan sobre la acción de gracias. Puede centrar esta práctica en torno a la comida festiva, y pasear alrededor de la mesa para analizar cosas por las cuales cada persona se siente agradecida.
  • Piensa en las personas que te han ayudado a llegar a este punto en tu vida. ¿Quién te ha ayudado, amado y apoyado? Envíales un deseo de agradecimiento, ya sea mentalmente o expresando tu agradecimiento directamente a ellos.
  • R econsider su ira o amargura dirigida a los miembros de la familia. A menudo, llevamos mucho "equipaje" cuando se trata de nuestras familias de origen. Usualmente tendemos a enfocarnos en todas las injusticias que sufrimos con poca apreciación del hecho (probable) de que nuestros padres y hermanos hicieron lo mejor que pudieron con lo que tenían. Por ejemplo, es poco probable que tus padres intentaran intencionalmente interrumpir tu crecimiento emocional. En cambio, ellos -por más imperfectos que somos nosotros- probablemente hicieron todo lo posible por manejar las dificultades de formar una familia. ¿Los resultados? No es perfecto, presumiblemente. Sin embargo, tal vez haya algunas cosas por las cuales pueda sentir aprecio o incluso gratitud. Quizás sacrificaron mucho para que aprendieras el piano o asistieras a un campamento de verano. Vea si es posible darse cuenta y ponerse en contacto con las formas útiles y de apoyo en que su familia lo ha amado.
  • Ayudar a alguien. Ofrézcase para tallar el pavo, cortar la comida para los niños en la mesa, o incluso -¡horror de los horrores! – lavar los platos. Especialmente si no desea tener una conversación "sensiblera" con su familia, puede ser igual de significativo extender su gratitud a través de sus acciones. Independientemente de lo que decida hacer, ofrézcalo libremente sin expectativa de reconocimiento o reembolso. Solo hazlo porque se siente bien y es importante para ti.

Related of "Acción de Gracias y Gratitud: 5 consejos para practicar"