Apetitos desiguales

¿Cuántos argumentos has tenido con la persona que amas más centrada en querer más de lo que hace tu pareja? Ya sea que se trate de afecto, sexo, vacaciones, compromisos sociales, posesiones materiales o simplemente tiempo a solas, probablemente haya desperdiciado muchas horas en estos frustrantes conflictos.

Si eres como la mayoría de las parejas íntimas, terminaste sintiéndote culpable cuando te saliste con la suya o privado cuando no lo has hecho.

Las diferencias en el deseo son mucho más comunes de lo que muchos compañeros íntimos se dan cuenta. No es probable que aparezcan temprano en una relación porque los nuevos amantes a menudo se esfuerzan por parecer más compatibles de lo que pueden llegar a ser después. A medida que su relación madura, comienzan a surgir las diferencias en lo que quieren el uno del otro. Cuando lo hacen, sus recursos combinados de tiempo, dinero, amor o energía pueden no ser suficientes para otorgar esos deseos mutuamente conflictivos. Si quieren permanecer juntos, la pareja debe aprender a negociar sobre cómo se distribuyen esos recursos.

Apetitos desiguales también pueden ser el condimento de una relación. Cuando son explorados y apoyados, ambos socios pueden aprender más sobre quiénes son individualmente y dónde podrían hacerlo mejor como pareja. Nuevos compromisos pueden ampliar la capacidad de una relación para manejar conflictos futuros. Los compañeros íntimos que aprenden a extenderse a través de un conflicto aparentemente irresoluble pueden usar sus nuevas capacidades para resolver otros problemas.

Cuando una pareja tiene deseos mutuamente excluyentes, debe decidir, en cada interacción, cuál de ellos obtiene lo que necesita y cuál debe esperar hasta que llegue el momento. La forma en que cada socio otorga, negocia, pospone o rechaza las necesidades de cada uno puede predecir si su relación sobrevivirá, prosperará o correrá el riesgo de una posible desaparición.

Considera los siguientes dos diálogos:

Diálogo Uno

Anne: (Intenta sonar más informal de lo que piensa) "Cariño, necesito hablar contigo sobre algo que me molesta".

Ed: "¿Qué pasa?"

Anne: (Miedo pero determinada,) "Necesito más afecto de ti. Sé que no lo necesitas como yo, pero estoy realmente solo. No estoy hablando solo de sexo. Solo quiero estar cerca de ti cuando estamos haciendo algo juntos ".

Ed: (poniéndose a la defensiva,) "Mira, hemos tenido esta conversación antes. Te lo he dicho una y otra vez que me pongo ansioso cuando constantemente quieres que esté a tu lado. Ya sabes cómo me acosté con mis dos hermanos en la misma cama y siempre terminé en el piso solo para tener algo de privacidad. Valió la pena. No puedo dormir cuando siempre me estás manoseando. Te presto mucha atención. Simplemente no me gusta tocar a menos que tengamos relaciones sexuales. Sabías cómo era cuando nos juntamos. ¿Cuál es el problema de cambiarme ahora?

Anne: (Retirándose emocionalmente,) "Lo siento. Solo pensé que nos llevaríamos un poco mejor y quizás podrías reconsiderarlo. No quiero forzarte a ser alguien que no eres. Solo te extraño. "

Ed: (Ablandándose un poco pero manteniendo su posición,) "Lo siento, cariño. Simplemente no puedes esperar más. Solo soy ese tipo de persona y no quiero sentirme culpable solo porque no soy lo que quieres ".

La interacción ha terminado en un punto muerto. Anne ahora cree que sus necesidades son inapropiadas y Ed está satisfecho de que sus excusas están totalmente justificadas. Anne continuará enterrando su apetito desigual y almacenará su necesidad de ser cuidada de la manera que es importante para ella. Desafortunadamente, está lista para que alguien entre en su vida y le ofrezca la nutrición que necesita desesperadamente. Esta situación no predice un buen resultado.

Diálogo Dos

Anne: (Tratando de parecer más informal de lo que se siente pero determinada a ser escuchada) "Ed, podríamos hablar unos minutos. Tengo algo en mi mente. No son diez ni nada, pero es importante para mí ".

Ed: (disponible e interesado) "Claro, cariño. ¿Que pasa?"

Anne: "Últimamente me he sentido un poco descuidada. Nuestro sexo es genial, pero necesito un afecto tranquilizador en el medio. Estaba tan acostumbrado a abrazarme como un niño, y quiero sentirme más cerca de ti de esa manera. Sé que es más difícil para ti de lo que es para mí, pero realmente apreciaría que pudiéramos resolver algo ".

Ed: (Un poco incómodo, pero se da cuenta de la razonabilidad de su pedido) "Sí. Simplemente no necesito eso como tú. No querrás obligarme a hacer algo, es incómodo para mí, ¿verdad?

Anne: (Sintiéndose manipulada y poco dispuesta a rendirse): "Estás tratando de hacerme sentir culpable por querer algo que sea totalmente razonable". No es justo. Podrías ser más cariñoso solo para hacerme feliz. Seguro que no tienes ningún problema cuando hacemos el amor ".

Ed: (Sintiéndose acorralado,) "Eso está golpeando debajo del cinturón. (Él la mira, fingiendo tristeza, pero con los ojos brillantes. Ambos se echan a reír.) Está bien, cariño, tienes todo el derecho de sentirte más cerca de mí en la forma en que funciona para ti. Probablemente solo estoy siendo mi ser egocéntrico. Cuando los dos queremos algo diferente, por lo general puedo contar con que me cuides a mí en lugar de a ti mismo. No tengo derecho a culparte por lo que quieres solo para salirte con la tuya ".

Anne: (Sintiéndose más sana y más valorada) "Tu disposición a escuchar significa mucho, Ed. Sé que nuestras dos necesidades están bien. Solo necesitamos encontrar una manera de hacer que esto funcione mejor ".

Ed: (La atrae hacia él, "Te amo y no quiero que te sientas solo".

Esta interacción termina en esperanza. Puede que Anne y Ed tengan que renegociar este proceso muchas veces, pero ninguno siente que sus necesidades sean incorrectas o embarazosas, sino que son diferentes y desiguales.

Con demasiada frecuencia, las parejas bien intencionadas se sienten inadecuadas si se les pide que den algo en un momento en que compiten sus propias necesidades. En lugar de pasar a una negociación amable sin juicio o invalidación, pueden culpar a sus socios. Sus quejas generalmente usan palabras como "siempre", "nunca", "demasiado" o "nada más". Como resultado, terminan con menos éxito que antes.

Estos desafíos acusatorios son contraproducentes. Crean defensividad en el otro socio y socavan la posibilidad de resolución. Si las parejas se sintieran lo suficientemente seguras como para expresar el sentimiento subyacente en lugar de la acusación, es más probable que evoquen cariño en lugar de conflicto.

Aquí hay algunos ejemplos de ambos tipos de declaraciones. ¿Cómo responderías a cualquiera de los dos?

"Siempre quieres gastar todo lo que tenemos. Necesitamos ahorrar más dinero ".
Sentimiento subyacente: "Tengo miedo de vivir tanto en este momento y tengo miedo de no tener lo suficiente para el futuro".

"Trabajas mucho. Eso es todo lo que te importa ".
Sentimiento subyacente: "Me temo que te importa más tu trabajo que lo que necesito de ti".

"Siempre quieres salir con otras personas, nunca solo conmigo solo. Sus necesidades sociales están por encima. Creo que tienes miedo de la intimidad real ".
Sentimiento subyacente: "Desearía que quisieras pasar más tiempo conmigo solo".

"Estás demasiado involucrado con los niños. No necesitan tanta maternidad ".
Sentimiento subyacente: "Quiero pasar más tiempo sin sentirme mal padre".

"Por la forma en que estás con ese perro, desearía tener pieles". Quizás me prestas más atención ".
Sentimiento subyacente: "Sé que puedes amar y alimentar algo. ¿Por qué no soy yo?

"Siempre tienes tiempo para cualquier cosa que quieras hacer. Debes ver lo egoísta que eres ".
Sentimiento subyacente: "Desearía que quisieras darme una prioridad más alta".

Incluso las grandes parejas tienen necesidades conflictivas y apetitos desiguales la mayor parte del tiempo. Pueden tener algunos "puntos positivos" maravillosos de fácil acuerdo, pero, la mayoría de las veces, tienen que asignar recursos mediante el compromiso y la negociación. Cómo los socios caritativos negocian por la equidad dice mucho sobre quiénes son y cómo se sienten el uno con el otro.

Aquí hay algunas pautas útiles para resolver esos conflictos:

Exprese su deseo de una manera abierta y honesta y esté dispuesto a escuchar el deseo conflictivo de su pareja cuando prevalezcan los apetitos desiguales.

No invalides los deseos de tu pareja incluso si no sientes lo mismo.

Intenta acordar el mejor uso de los recursos que compartes para decidir cuál de tus deseos es más importante otorgar en cualquier momento.

Practica buena intención. Simplemente decirle a un compañero que su deseo es válido puede recorrer un largo camino, incluso si no puede otorgarlo.

Esté dispuesto a negociar para el intercambio de recursos en el presente o en el futuro.

Sé lo más justo que puedas.

En caso de duda, opte por la generosidad.

Estas son algunas buenas respuestas de amor cuando cree que debe negar a su pareja:

"Desearía poder darte todo lo que quieras".
"Siempre quiero que me preguntes, incluso si no puedo hacerlo todo".
"Estoy triste cuando te sientes privado".
"Me encanta darte lo que necesitas cuando puedo".
"Gracias por preocuparte incluso cuando no puedes estar de acuerdo conmigo".
"Aprecio su disposición a escuchar y a comprometerse".
"Sé que guardas estas cosas y recuerdas dármelas cuando puedas".
"Estoy agradecido de que te importe lo que es importante para mí".

Cuando sienta que los deseos desiguales están en competencia, comience el proceso de negociación anotando tantos conflictos como sea posible. Dé a cada uno un número del uno al diez indicando qué tan importante es para usted ese deseo individual. Luego, compártalos entre ellos para ver dónde hay acuerdo. Usando las pautas anteriores para apoyar y aceptar los deseos de los demás, intente eliminar todo lo que no se pueda resolver ahora mismo y concéntrese primero en aquellos con los que se siente más esperanzado al negociar.

Cuando hayas completado el ejercicio, puedes sentirte más esperanzado de que cumplas tus propias necesidades y sigas apoyando a las de tu compañero. Solo abrir sus corazones el uno al otro será sanador en sí mismo. Si puede pasar por este proceso con amabilidad y apoyo, independientemente de lo que sea capaz de resolver, será mejor que resuelva cualquier apetito desigual al que se enfrente en el futuro.

Related of "Apetitos desiguales"