¿Cómo avanzamos después de perder a las personas que amamos?

Pexels
Fuente: Pexels

No es la más fuerte de las especies que sobrevive, ni la más inteligente que sobrevive. Es el más adaptable al cambio. -Charles Darwin.

En 1938, la Universidad de Harvard comenzó un proyecto longitudinal llamado estudio Grant. Desde entonces, durante casi 80 años, el estudio ha seguido y medido a 268 estudiantes de pregrado y sus descendientes directos en un esfuerzo por determinar qué factores contribuyen más fuertemente al florecimiento humano. George Vaillant, que supervisó el estudio durante tres décadas, dijo: "Los setenta y cinco años y los veinte millones de dólares gastados en el estudio de Grant apuntan … a una conclusión directa de cinco palabras:« La felicidad es amor. Punto final ".

Por lo tanto, sabemos por este estudio, y por investigaciones adicionales, que el predictor número uno de la felicidad es el tiempo de calidad que pasamos con las personas que nos importan y que se preocupan por nosotros. Que las conexiones profundas son necesarias, y que, de acuerdo con el estudio de Harvard, si no se encuentran en una madre o padre, las buenas relaciones entre hermanos, entre otros, parecen ser especialmente poderosas.

Entonces, ¿qué sucede cuando esas personas, esas conexiones profundas, ya no están físicamente aquí? ¿Cómo avanzamos sin nuestros seres queridos?

En abril pasado, perdí a mi hermano de 55 años y único hermano, después de un accidente fatal. Cuatro meses después, a fines de agosto, mi madre falleció a la edad de 83 años. Mi padre murió hace 11 años. Por lo tanto, me han despojado de las personas que, a pesar de las complicaciones de padres ancianos y una familia compleja, fueron un componente clave de mi florecimiento.

A medida que sufrimos, ¿cómo podemos cuidarnos y conservar el recuerdo de aquellos a los que hemos amado y perdido?

Autocompasión

Lo más importante que he hecho en los últimos meses es permitirme sentir lo que siento, cada vez que lo siento. Me he roto en lágrimas durante una clase de yoga, en un concierto y en medio de una comida. Mi tristeza emerge en su propio reloj de tiempo. Dejo que se apodere de mí, lo abrace, y lo dejo crecer, sabiendo que eventualmente se disipará. La pérdida es triste y real, y merecemos ser amables con nosotros mismos cuando sentimos su impacto.

Aceptando emociones

El dolor no es un signo de debilidad. Significa las relaciones profundas que hemos tenido con nuestros seres queridos, y provoca emociones fuertes. Y como sabemos, las relaciones con aquellos que amamos son lo más importante. Cada vez que escucho una de las canciones favoritas de mi hermano, sonrío, pensando en él cerrando los ojos mientras baila alrededor de la habitación. El dolor puede seguir la sonrisa, todo es parte de la curación.

Pexels
Fuente: Pexels

Haciendo memorias

Mi familia amaba tomar fotografías. Si bien es difícil organizar fotos cuando tienes muchas, puede llenarte de alegría el pescar a través de las más viejas y crear libros o marcos para recordar aquellos que has perdido. También puede crear un archivo en su computadora y fecharlo por década. Si desea volver a visitar algunos recuerdos de la década de 1990, por ejemplo, es de fácil acceso y puede hojear su álbum en línea. Tengo fotos de mi hermano y mis padres enmarcadas en mi casa. Me tranquiliza "verlos" cada vez que paso, y algunas veces me detengo a mirar más de cerca.

Compartir historias

Parte de mi curación ha consistido en recordar recuerdos y compartirlos con otros. A veces, los escribo en un diario para mí, y en otros cuento historias a mis hijos, mi esposo y mis amigos, a veces sonriendo y riendo mientras recuerdo los detalles de una anécdota en particular. Reflexionar sobre nuestras relaciones y momentos particulares que compartimos juntos nos recuerda nuestra cercanía. Por supuesto, puede ser doloroso pensar en estos momentos, así que intenta, si es posible, contar historias cuando haya felicidad y buena salud.

Ajustándose a una nueva realidad

Parte de la adaptación a una nueva realidad implica invertir en otras relaciones. Después de la pérdida, puede ser difícil llegar a las ocasiones sociales. Pero recuerde que el tiempo que pasamos con los demás puede ser reconfortante e impulsar nuestro estado de ánimo, tratar de buscar tiempo con personas que se preocupen y con quienes comparte intereses comunes. Las organizaciones espirituales o confesionales también pueden ayudar a lo largo de su proceso de curación, creencias tranquilizadoras y valores que pueden haber sido probados por la pérdida.

Aprender de la pérdida

A través de dolores de dolor y momentos de incredulidad, he intentado buscar aquellos rasgos que mis padres y hermanos querrían que tuviera que adaptar a este cambio: la vida sin ellos. Mi madre tenía una sabiduría sobre ella. Ella sabía cómo vivir el momento, sabiendo que todo es impermanente, que nuestras vidas están en un constante estado de cambio. Y mi hermano era la persona más auténtica que he conocido, siempre defendiendo sus creencias y sin miedo a ser su verdadero yo a pesar de lo que otros pensaban. Tal vez puedas reflexionar sobre un rasgo que admirabas en tu ser querido, y ver si también se puede convertir en una fortaleza tuya.

El camino hacia la reconstrucción

Mi nuevo rol es doloroso. Hace poco escuché a alguien decir que no es cierto que el tiempo se recupere, que el dolor nunca cicatrice por completo, sino que se vuelva menos agudo con el tiempo. Once años más tarde, todavía echo de menos a mi padre y pienso en él tan a menudo. Ahora, después de haber perdido a mi madre y mi hermano en los últimos seis meses, no sé qué tiempo traerá. Pero sí sé lo afortunado y enriquecido que he sido de tener a los padres que tuve, y al hermano que tuve, que estará conmigo para siempre.

Y sé que recordaré lo que casi 80 años de investigación de Harvard han confirmado: la felicidad es amor. Punto final.

Related of "¿Cómo avanzamos después de perder a las personas que amamos?"