¿Cómo regalas tu poder?

Wikimedia Commons
Fuente: Wikimedia Commons

Mientras que muchas personas comienzan cada año estableciendo metas para mejorar sus vidas, muchos de nosotros somos saboteados por hábitos improductivos que ceden nuestro poder.

En mi práctica de coaching, ayudo a las personas a reconocer esos hábitos, obstáculos comunes en el camino hacia el progreso que incluyen:

  • Quejas crónicas: lloriquear gasta nuestro tiempo y energía. Si gastamos todo nuestro tiempo quejándose, no estamos haciendo nada sobre el problema.
  • Permitir que los demás nos juzguen: reaccionando a la adulación o la manipulación de la culpa, tratando de vivir a la altura de sus expectativas en lugar de las nuestras.
  • Resentimiento: permitir que la conducta dañina de otras personas colonice nuestra conciencia. Sentirse herido y decepcionado es normal, pero vivir en la acción dañina solo nos lastima.
  • Rumia: llenando nuestros cerebros de preocupaciones sin fin, dando vueltas y vueltas en infinitos escenarios de "peores casos", sin hacer nada sobre el problema.
  • Culpar a los demás: si es "su culpa", y nos vemos a nosotros mismos como víctimas, entonces "ellos" tienen el control.

¿Alguno de estos hábitos te suena familiar? Todos ellos implican un locus de control externo (LOC), una creencia subyacente de que el destino externo o los poderosos determinan lo que sucede en nuestras vidas.

Un LOC externo no solo sabotea nuestro progreso, es peligroso para nuestra salud. La investigación ha asociado a un LOC externo con mala salud mental y física, pasividad, ansiedad, depresión y desamparo aprendido (Burger, 1984, Hahn, 2000, Peterson, 1979, Peterson y Stunkard, 1989). Mis colegas y yo hemos encontrado que los estudiantes universitarios con un LOC externo son más inmaduros emocionalmente y tienen niveles más bajos de esperanza y optimismo que sus pares (Dreher, Feldman y Numan, 2014).

El psicólogo de Stanford, Albert Bandura, descubrió que una sensación de autoeficacia, la creencia en nuestra capacidad para ejercer control personal y dar forma a nuestros destinos marca una gran diferencia en nuestras vidas. Nuestro nivel de autoeficacia determina cuánto esfuerzo desplegamos para alcanzar nuestras metas, cuánto tiempo perseveramos, qué tan bien lidiamos con los obstáculos y qué nivel de logro logramos (Bandura, 1997).

Entonces, si te encuentras volviendo a tener quejas crónicas u otros hábitos improductivos, DETÉNGASE. Cambia tu perspectiva. Afirme su autoeficacia preguntándose: "¿Qué puedo hacer para marcar la diferencia?"

Referencias

Bandura, A. (1997). Autoeficacia: el ejercicio de control. Nueva York, NY: WH Freeman and Company.

Burger, J. M (1984). Deseo de control, locus de control y propensión a la depresión. Diario de la personalidad, 52, 71-88.

Dreher, DE, Feldman, DB, y Numan, R. (2014). Controlar la encuesta de padres: medir la influencia del control parental en el desarrollo personal de los estudiantes universitarios. College Student Affairs Journal, 32, 97-111.

Hahn, SE (2000). Los efectos del locus de control sobre la exposición diaria, el afrontamiento y la reactividad al trabajo estresantes interpersonales: un estudio diario. Personality and Individual Differences, 29, 729-748.

Peterson, C. (1979). La incontrolabilidad y la auto-culpa en la depresión: la investigación de la paradoja en una población universitaria. Journal of Abnormal Psychology, 88 , 62-624.

Peterson, C. y Stunkard, AJ (1989). Control personal y promoción de la salud. Social Science & Medicine, 28, 819-828.

***********************************

Diane Dreher es autora de best-sellers, coach de psicología positiva y profesora de la Universidad de Santa Clara. Su último libro es Your Personal Renaissance: 12 pasos para encontrar la verdadera llamada de tu vida.

Visite su sitio web en www.dianedreher.com

Related of "¿Cómo regalas tu poder?"