Cómo tomar decisiones importantes sobre la vida

¿Alguna vez se ha enfrentado a una gran decisión que cambia la vida, donde la respuesta correcta no está clara?

Tal vez esté pensando en renunciar a su trabajo o mudarse a una ciudad diferente, o considerar si se va o se queda en una relación. Pero, ¿qué pasa si te sientes ambivalente, confundido o inseguro sobre qué camino tomar? ¿Qué pasa si tienes miedo de decidir porque puedes elegir "el camino equivocado"?

Solemos pensar que la toma de decisiones es "racional", por lo que nos enfocamos en poner nuestras mentes a determinar el camino correcto a seguir. Pero tomar decisiones importantes no es simplemente una cuestión de dedicar tu intelecto a la tarea. También implica dedicar tu instinto.

¿Pero cómo puede tu intestino "saber" algo? ¿La información y la toma de decisiones no están limitadas al cerebro en tu cabeza? Bueno, sí, y no.

Deborah L. Davis
Fuente: Deborah L. Davis

El cerebro es de hecho el asiento de la razón, el conocimiento y la toma racional de decisiones. Pero su intestino es considerado como "el segundo cerebro" porque está íntimamente ligado al cerebro en su cabeza. Estos "dos cerebros" están conectados por una extensa red de neuronas y flujo sanguíneo, y a menudo actúan en concierto. Por ejemplo, hay una creciente evidencia de que el microbioma intestinal influye en el comportamiento y el estado de ánimo. Y cuando el primer cerebro detecta una amenaza, bombea hormonas del estrés al torrente sanguíneo, lo que aumenta el ritmo cardíaco y la respiración, y también afecta el intestino. El primer cerebro también puede tomar rápidamente cantidades masivas de información y transmitir los resultados, sin filtrar, al resto de su cuerpo. Como evidencia, considere la opresión que siente en la boca del estómago cuando abre la carta del IRS. O las mariposas en tu instinto cuando recibes noticias emocionantes. O la reacción instantánea y sabia de tu cuerpo, el vuelo o la congelación cuando te encuentras con una emergencia.

En esta publicación de dos partes, primero veremos cómo reclutar a su instinto en la toma de decisiones; la próxima publicación verá cómo reclutar tu mente. Después de todo, como dice el refrán, "Dos cerebros son mejores que uno". Entonces, ¿por qué no aprovechar ambos?

Aquí hay dos formas simples de escuchar tu instinto.

Deborah L. Davis
Fuente: Deborah L. Davis

Sintoniza las sensaciones físicas de tu cuerpo.

Ser consciente de su reacción visceral es una forma de aprovechar la sabiduría del cuerpo acerca de lo que es correcto y bueno para usted, o lo que es amenazante, restrictivo o un mal ajuste. Por ejemplo, si te sientes emocionado, aliviado o relajado en tu cuerpo cuando piensas en seguir una determinada opción, esta reacción corporal muestra que realmente estás a favor de ese camino, y que harías bien en prestar atención a este mensaje.

Alternativamente, la tensión, las náuseas, el dolor o las erupciones cutáneas pueden ser la forma en que el cuerpo dice: "Esta situación no es adecuada para mí". Por lo tanto, cuando consideras cierto camino y tu intuición es "mala", es probable que amenazas percibidas por su primer cerebro, pero minimizadas por su mente, que pueden estar ocupadas justificando esa elección. Y si experimenta síntomas físicos mientras sigue su camino actual, su angustia puede indicar que es hora de despertar, enfrentar la verdad y buscar un camino diferente. Por lo tanto, si no está satisfecho con un trabajo, una comunidad o una persona, la respuesta puede ser dejar de fumar y continuar, o puede ser para hablar y hacer modificaciones dentro de la configuración actual. ¿Para qué tienes estómago?

Deborah L. Davis
Fuente: Deborah L. Davis

Lanza una moneda.

Esto puede parecer tonto o supersticioso, pero puede ser una forma muy efectiva de escuchar su intestino.

Por ejemplo, supongamos que tiene una nueva oferta de trabajo, pero le gusta su trabajo actual y no está seguro de querer abandonarlo. Recoge una moneda y asigna las caras y las colas a diferentes opciones, por ejemplo,

Jefes: renuncias a tu trabajo y tomas el nuevo puesto.

Tails: rechazas la oferta y te quedas quieto.

Ahora, prepárate para voltearlo, mira el resultado y observa tu reacción corporal inmediata. IR.

HEADS dice: Tomas el nuevo trabajo. ¿Qué te dice tu instinto? ¿Estás emocionado, relajado o lleno de temor?

TAILS dice: mantienes tu trabajo actual. ¿Qué te dice tu instinto? ¿Estás decepcionado o aliviado?

Deborah L. Davis
Fuente: Deborah L. Davis

Puedes hacer esto varias veces para que puedas ver lo que sucede cuando giras las cabezas o las colas, para que puedas ver tu reacción a ambos lados de la moneda.

Dar la vuelta a una moneda funciona sacando a un lado tu mente sobreanalizada y revelando tus verdaderas preferencias.

A veces, tu reacción visceral puede llevarte por mal camino. Por ejemplo, puede ser el tipo de persona que está constantemente ansiosa por cambiar el status quo, lo que lo hace rehuir de mecer el barco con opciones prometedoras como Leave o Quit. O puede ser innecesariamente cauteloso con respecto a una determinada opción debido a una mala experiencia que en realidad no es un factor en la situación que tiene ante sí. O tal vez sienta un optimismo injustificado debido a las fantasías que alberga. Y ahí es donde tu otro cerebro, tu mente, puede ser valioso. Puede poner en juego la autoconciencia, el razonamiento cuidadoso y su integridad.

Aún así, tu intuición es un jugador valioso en tu toma de decisiones. Particularmente si su mente está estancada, su intestino puede ser el desempate y liderar el camino.

Lee mi próximo post sobre cómo aprovechar el poder de tu mente para tomar una decisión sensata.

Related of "Cómo tomar decisiones importantes sobre la vida"