Cómo tus sueños te pueden hacer más inteligente

Es tarde en la noche: es hora de cerrar el libro y apagar la computadora. Has terminado por el día. Sin embargo, de lo que quizá no se dé cuenta es de que el proceso de aprendizaje continúa, en sus sueños.

Puede sonar como ciencia ficción, pero los investigadores se centran cada vez más en la relación entre el conocimiento y las habilidades que nuestros cerebros absorben durante el día y las imaginaciones fragmentadas, a menudo extrañas, que generan por la noche. Los científicos han descubierto que soñar con una tarea que hemos aprendido se asocia con un mejor rendimiento en esa actividad (lo que sugiere que hay algo de cierto en la noción popular de que estamos "obteniendo" un idioma extranjero una vez que comenzamos a soñar). Además, los investigadores están llegando a reconocer que los sueños son una parte esencial de la comprensión, la organización y la retención de lo que aprendemos, y que los sueños incluso pueden ofrecer la posibilidad de dirigir nuestro aprendizaje mientras dormimos.

Mientras dormimos, la investigación indica, el cerebro reproduce los patrones de actividad que experimentó durante las horas de vigilia, lo que nos permite ingresar a lo que un psicólogo llama una realidad virtual neuronal. En este video, realizado como parte de un estudio realizado en 2011 por investigadores de la Unidad de Trastornos del Sueño del Hospital Pitié-Salpêtrière en París, se puede ver un ejemplo vívido de esta recreación. Enseñaron una serie de movimientos de baile a un grupo de pacientes con condiciones como el sonambulismo, en el cual el durmiente se involucra en el tipo de movimiento físico que normalmente se inhibe durante el sueño. Luego grabaron en video a los sujetos mientras dormían. Acostada en la cama, con los ojos cerrados, la mujer de la cinta hace una fiel interpretación de los movimientos de baile que aprendió antes: "la primera demostración directa e inequívoca de la repetición conductual abierta de una habilidad recientemente aprendida durante el sueño humano", escribe la autora principal Delphine Oudiette .

Por supuesto, la mayoría de nosotros no somos tan enérgicos durante el sueño, pero nuestros cerebros están ocupados, no obstante. Mientras nuestros cuerpos descansan, los científicos teorizan, nuestros cerebros extraen lo importante de la información y los eventos que hemos encontrado recientemente, y luego integran esos datos en la gran cantidad de lo que ya sabemos, quizás explicando por qué los sueños son una mezcla tan extraña de nuevas experiencias y viejos recuerdos. Un sueño sobre algo que acabamos de aprender parece ser una señal de que el nuevo conocimiento se ha procesado con eficacia. En un estudio de 2010 publicado en la revista Current Biology, investigadores de la Harvard Medical School informaron que los estudiantes universitarios que soñaban con una tarea de laberinto de computadora que habían aprendido mostraron una mejora de 10 veces en su capacidad para navegar el laberinto en comparación con los participantes que no soñaron sobre la tarea.

Robert Stickgold, uno de los investigadores de Harvard, sugiere que estudiar antes de acostarse o tomar una siesta después de una sesión de estudio por la tarde podría aumentar las probabilidades de soñar con el material. Pero algunos científicos están empujando la idea de mejorar el aprendizaje a través del soñar aún más, pidiéndoles a los durmientes que practiquen habilidades mentalmente mientras duermen. En un estudio piloto publicado en la revista The Sport Psychologist en 2010, el psicólogo Daniel Erlacher de la Universidad de Berna dio instrucciones a los participantes para soñar con tirar monedas en una taza. Aquellos que soñaron con éxito sobre la tarea mostraron una mejora significativa en sus habilidades para lanzar monedas en la vida real. Experimentos como los de Erlacher plantean la posibilidad de que podamos entrenarnos para cultivar habilidades mientras dormimos. Piense en eso cuando su cabeza toque la almohada esta noche.

Lea más sobre la ciencia del aprendizaje en www.anniemurphypaul.com, o envíe un correo electrónico al autor a annie@anniemurphypaul.com.

Esta publicación apareció originalmente en Time.com.

Related of "Cómo tus sueños te pueden hacer más inteligente"