Cuando el trabajo puede ser perjudicial para su salud

La búsqueda incesante de resultados, la tensión sobre los plazos y el estrés causado por las horas pasadas en el tránsito en el camino y el regreso del trabajo son parte de la rutina para la mayoría de los trabajadores. Lo que pocos de ellos saben, o pretenden no saber, es que esos factores pueden provocar o empeorar un trastorno mental, como la depresión. En las estadísticas mundiales, la enfermedad figura entre las tres principales causas de bajas por enfermedad.

Fuente: Cortesía de Antônio Geraldo da Silva

Este triste estado de cosas ha llamado la atención del Ministerio de Salud, que, por primera vez, solicitó al Instituto Brasileño de Geografía y Estadística que investigara la tasa de depresión entre los empleados. La encuesta, realizada entre personas de 18 años o más, demostró que el 6,2% de la fuerza de trabajo está afligida por la enfermedad.

Este resultado solo refuerza nuestra preocupación con la salud mental del trabajador. La mayoría de las veces los empleados, que todos los días tienen que lidiar con más demandas en el trabajo, no ven lo que una rutina estresante puede hacer para su salud a mediano y largo plazo. Los trastornos mentales son más comunes de lo que la mayoría de la gente imagina en el ambiente de trabajo, y son la tercera causa de baja por enfermedad, siendo superados solo por lesiones traumáticas y trastornos musculoesqueléticos.

Solo en 2015, el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) otorgó más de 63,000 beneficios a los trabajadores diagnosticados con algún tipo de trastorno mental. En la Clasificación Internacional de Enfermedades, utilizada como base de datos por el INSS, la depresión se encuentra en la parte superior de la lista de trastornos mentales que con mayor frecuencia incapacita a los trabajadores. Se han calculado más de 27,000 casos. En segundo lugar, con más de 16,000 instancias, se producen desórdenes mentales y de conducta causados ​​por el uso de múltiples drogas. Luego de eso, llega la baja por enfermedad debido a trastornos mentales causados ​​por el consumo de alcohol, con más de 5,000 casos, y aquellos causados ​​por el uso de cocaína, con más de 2,000 casos.

Fuente: Rosylane Mercês Rocha

Lo que concluimos de este escenario es que muchas personas sufren en silencio. Ocultan fobias, depresión, trastornos de ansiedad y, lo que es peor, no buscan ayuda. Por negligencia o incluso por miedo a ser juzgado. Todo eso, por supuesto, afecta su desempeño laboral y, en consecuencia, empeora la situación. Es importante mencionar que incluso aquellos que son capaces de poner de lado sus prejuicios y buscar ayuda especializada se avergüenzan de su diagnóstico y temen que sean estigmatizados como locos, perezosos y mentirosos. Necesitamos cambiar esta realidad.

La agravación de los trastornos mentales debido a las presiones del lugar de trabajo, el temor al desempleo y las crisis financieras pueden llevar al trabajador a una situación crítica, como el suicidio. Para evitar eso, el gobierno necesita invertir en políticas de salud mental basadas en hechos científicos, y no en ideologías vacías.

La ausencia de una prevención adecuada tiene consecuencias no solo para los trabajadores y sus familias, sino también para la sociedad en general debido a los enormes costos que se generan, en particular debido a la pérdida de productividad y la tensión en los sistemas de seguridad social. La Organización Internacional del Trabajo estima que los accidentes en el lugar de trabajo y las enfermedades relacionadas con el trabajo provocan una pérdida anual del 4% del PIB mundial, alrededor de 2.800 millones de dólares.

Las empresas deben, a través de gerentes bien capacitados, prestar atención al comportamiento de sus empleados. Es importante poder distinguir, por ejemplo, si una persona no está motivada debido a un problema específico en el trabajo si hay una característica personal. Necesitamos aprender cómo realmente ver a la otra persona. El médico ocupacional de una empresa tiene un papel fundamental en la salud del trabajador, ya que podrá ver signos y síntomas tempranos de enfermedad mental y recomendar que el trabajador se someta a la evaluación especializada de un psiquiatra. Del mismo modo, los programas para la prevención de la violencia en el lugar de trabajo y la dependencia química deben formar parte de la rutina de salud del personal de una empresa.

Es vital que cualquier persona diagnosticada con algún tipo de trastorno mental siga su tratamiento correctamente y que su empleador supervise este proceso. Cuidar la salud mental del trabajador representa, en todos los aspectos, ventajas para el trabajador mismo, para quienes lo han contratado y para la sociedad en general.

Antônio Geraldo da Silva es un psiquiatra y es el presidente de la Asociación Brasileña de Psiquiatría (ABP)

Rosylane Mercês Rocha es Médico de Salud Ocupacional y la Comisión Internacional de Salud Ocupacional (ICOH) Secretaria Nacional de Brasil

Related of "Cuando el trabajo puede ser perjudicial para su salud"