Diez reglas para niños para enviar mensajes de texto con respeto y dignidad

Como consejero escolar y educador sobre el tema de la prevención de la intimidación, una de las preguntas más frecuentes que recibo es: " ¿Cuál es la edad" correcta "para que los jóvenes comiencen a enviar mensajes de texto y a usar las redes sociales? "

Al igual que con la mayoría de los aspectos de la crianza de los hijos, no existe una guía simple para una sola edad, así que en lugar de hacer una recomendación basada en la edad cronológica o incluso la calificación de un joven en la escuela, lo que más me resulta útil es hablar con los padres sobre cómo preparar mejor a los niños para usar la tecnología, a cualquier edad que consideren necesaria y apropiada, de manera que respeten la dignidad de los demás y reflejen los valores positivos de la mayoría de las escuelas, organizaciones y familias:

Lo que sigue son diez reglas que le hablan directamente a los jóvenes sobre cómo comportarse bien en línea:

1. Elige tus palabras con cuidado

Si no le dices algo a la cara de una persona, no lo envíes por mensaje de texto o por Internet. La tecnología hace que sea muy fácil decir cosas impulsivas o poco amables. Además, la persona que lee su mensaje no puede ver sus expresiones faciales ni escuchar su tono de voz. El sarcasmo y el humor a menudo se pierden en la traducción en línea, así que evite su uso. Escriba cuidadosamente también; evite usar TODOS LOS MAYÚSCULAS, ya que hacen que parezca que está enojado o GRITANDO.

2. Internet no es un arma

No hable de otras personas mientras está en línea. Sus palabras pueden ser malinterpretadas, manipuladas y reenviadas sin su permiso. Además, no es justo hablar de personas cuando no pueden defenderse. Del mismo modo, los sitios de redes sociales nunca se deben usar para excluir estratégicamente a los compañeros que están "desconectados" de un grupo de pares o para "quitarle el amigo" a una persona después de una pelea.

3. Lo que publica es permanente

Una vez que comparte algo en línea, pierde el control de dónde va, quién puede reenviarlo, quién lo verá y cómo puede usarse potencialmente. Por mucho que pueda creer en este momento que puede confiar en su novio con fotos íntimas o con su mejor amigo con secretos, aún debe abstenerse de enviar a ninguno de ellos información personal en línea. No puede imaginarlo ahora, pero algún día, esa información podría distorsionarse y usarse en su contra.

4. ¿Para quién es este mensaje?

Lo que sucede en el ciberespacio se queda en el ciberespacio, ¡para siempre! Aunque es posible que desee enviar su mensaje o foto privada a un único destinatario, tenga en cuenta que se puede cortar, pegar y reenviar a un número infinito de personas. Nunca publique una foto o un mensaje que no desee que "todos" puedan ver.

Mientras habla del tema, tenga en cuenta las fotos y los videos que permite que sus compañeros le quiten. A veces, estas imágenes comienzan como divertidas, pero pueden usarse de manera vergonzosa más adelante. Siempre tenga toda la ropa puesta y no participe en ningún tipo de comportamiento "bromista" en una película que pueda sacarse de contexto o utilizar en su contra más adelante.

5. No hay "Do Overs ".

Una vez que colocas algo en línea, es casi imposible recuperarlo. Por lo tanto, siempre sea amable y nunca use el correo electrónico para decir cosas feas, desagradables o mal intencionadas acerca de cualquier persona o de cualquier persona. Deténgase y pregúntese: "¿Qué pensaría mamá si leyera esto?" Publique en consecuencia.

6. Tómatelo despacio

En este mundo inmediato de mensajería instantánea y contacto constante, puede sentirse tentado a decir lo que le venga a la mente en un momento dado. No cedas a la tentación. Disminuya la velocidad y piense antes de publicar cualquier pensamiento, regreso o reacción que esté pensando, especialmente si siente una emoción intensa como enojo o tristeza. Espere hasta que haya tenido la oportunidad de pensar detenidamente y refrescarse la cabeza antes de publicar un mensaje que no se pueda recuperar.

7. Desenchufe de vez en cuando.

Es importante poder alejarse de las amistades tóxicas. Una primera línea de defensa para detener el acoso cibernético es cerrar sesión temporalmente desde una cuenta. Tienes la capacidad de finalizar instantáneamente una conversación digital y debes planear hacerlo en el momento en que reconozcas que la crueldad ha comenzado. En los casos en que se repita el acoso, bloquee al agresor por completo.

8. No hables con extraños

¿Recuerdas el mensaje que tus padres te dieron cuando eras pequeño? Todavía se aplica hoy y es muy importante recordar cuando estás en línea. Los depredadores acechan en el ciberespacio y tienen formas ingeniosas y ocultas de solicitar información personal a los jóvenes. Nunca comparta información privada en línea, incluidos su nombre completo, domicilio, fotos personales, nombre de la escuela o número de teléfono.

Lo mismo es cierto para los "Seguidores" en línea. Tenga en cuenta que existe una diferencia muy, muy, muy grande entre amigos reales y seguidores en línea. Vaya por la calidad sobre la cantidad y asegúrese de invertir la mayor parte de su tiempo y energía en sus amistades de la vida real en lugar de en ciber-seguidores anónimos.

9. Establecer contraseñas seguras

Establezca contraseñas seguras en todas sus cuentas para proteger su identidad y asegúrese de que la única persona que habla por usted es USTED.

10. Es (¡NO!) Agradable para compartir

Durante la mayor parte de su vida, le han dicho que es agradable compartirlo con otros, pero cuando se trata de sus contraseñas, simplemente (¡NO!) ¡Hágalo! Tus cuentas son tus cuentas. Le conviene no dejar que ningún amigo, ni siquiera un mejor amigo, publique o envíe mensajes desde su cuenta. Nunca.

La excepción a esta regla son tus padres. DO comparte tus contraseñas con ellos. Seriamente. No pienses que es una violación de tu privacidad. Sepa que esta es la mejor manera para que sus padres lo mantengan a salvo de daños físicos, emocionales e incluso legales.

Para obtener más información y pautas adicionales para utilizar la tecnología de forma segura y respetuosa, consulte el último libro de Signe, 8 claves para terminar con la intimidación: estrategias para padres y escuelas. Para consultas en el taller, visite www.signewhitson.com.

Related of "Diez reglas para niños para enviar mensajes de texto con respeto y dignidad"