El Afrodisíaco: Alimentos y Libido

Incluso antes de que Madame Pompadour comiera trufas, vainilla y apio para aumentar su deseo por Luis XIV, la comida y el deleite sexual iban de la mano. Casi todos los alimentos, desde la alcachofa hasta la fruta de la pasión, se han considerado afrodisíacos. Se decía que los antiguos romanos preferían afrodisíacos exóticos como los hocicos de los hipopótamos y los globos oculares de hienas, y la medicina tradicional china abogó por el uso de exquisiteces tan raras como el cuerno de rinoceronte. Los alimentos tienen un propósito psicológico y biológico, y durante siglos.

Nombrado en honor a Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza sexuales, un afrodisíaco es un alimento, bebida, droga, aroma o dispositivo que supuestamente tiene poderes para aumentar el deseo sexual o la libido. Los alimentos que son exóticos o sugestivos de ciertas partes del cuerpo son especialmente deseables como afrodisíacos. El árbol de aguacate, por ejemplo, fue llamado "árbol de testículos" por los aztecas porque su fruta se cuelga en pares. Y su valor afrodisíaco se basa en este parecido. La zanahoria en forma de falo se ha asociado con la estimulación sexual desde la antigüedad y fue utilizada por la realeza de Medio Oriente para ayudar a la seducción. El higo es otra fruta que dice ser un afrodisíaco, basado en su apariencia.

Si considera la conexión cerebro-comida, puede haber mucho en este negocio afrodisíaco. Después de todo, el cerebro es tu órgano sexual más grande, y si estás preocupado mentalmente por otros problemas, puede afectar tu capacidad para disfrutar del sexo y alcanzar un orgasmo. En realidad, tu mente está haciendo la mayor parte del trabajo. Por otro lado, sabemos que las sustancias alimenticias también pueden obstaculizar el impulso sexual, considerar el abuso de alcohol y azúcar. En pocas palabras: al igual que muchos aspectos de la salud del cerebro, su apetito sexual se ve afectado por lo que pone en su cuerpo.

El uso de la comida como un afrodisíaco puede ser más verdad que mito. Tome ostras, por ejemplo. Las ostras fueron llamadas primero afrodisíacos por los antiguos romanos que escribieron sobre el comportamiento inmoral de las mujeres que las comían. Por un lado, las ostras son ricas en zinc, que se supone que aumentan el conteo de espermatozoides. Por otro lado, son ricos en ácidos grasos omega-3, lo que mejora la función del sistema nervioso. El plátano es otro. Considerado un afrodisíaco debido a su forma, los plátanos son ricos en potasio y vitaminas B, que se dice que son necesarios para la producción de hormonas sexuales.

Aún hay más: una dieta saludable promueve la pérdida de peso y, por lo tanto, tiene un gran potencial para aumentar la libido. La obesidad es un factor de riesgo conocido para la disfunción eréctil y la testosterona baja, por lo que pelar libras puede ayudar a extraer más testosterona y, por lo tanto, mejorar la función sexual. El adelgazamiento simplemente hace que cualquiera, hombre o mujer, se sienta mejor consigo mismo y sexualmente más deseable.

Mito o verdad? Tal vez los alimentos realmente entregan. Si es así, aquí hay algunos alimentos que pueden reactivar tu vida amorosa:

Tomar granola

Leonardo Da Vinci, a través de su disección de los penes de los cadáveres, fue el primer científico en darse cuenta de que durante una erección el pene se llena de sangre. Hoy en día, es bien sabido que una mejor circulación hacia las extremidades produce una mayor respuesta eréctil, así como una mayor respuesta sexual en las mujeres. Un nutriente que ayuda es el aminoácido arginina. Aunque puede obtenerlo en suplementos, la arginina también es abundante en granola, avena, cacahuetes, anacardos, nueces, productos lácteos, vegetales verdes, vegetales de raíz, ajo, ginseng, soja, garbanzos y semillas.

Las buenas grasas son buenas para el sexo

Otra forma de aumentar el flujo sanguíneo es a través de su elección de grasas dietéticas. Para una erección, cualquier cosa que sea buena para tu corazón es buena para tu pene. Demasiada grasa saturada puede, con el tiempo, obstruir las arterias y, al hacerlo, evitar un flujo sanguíneo adecuado a la región genital. Esto no solo interfiere con la función sino también con el placer sexual. Demasiada poca grasa, por otro lado, también es mala. Su cuerpo requiere grasa para producir sus hormonas, incluidas las hormonas sexuales como la testosterona y el estrógeno. Ambos son necesarios para un impulso sexual saludable. Para asegurarse de obtener suficiente grasa, elija grasas saludables en cantidades moderadas (no más de unas cuantas cucharaditas al día). Algunos ejemplos incluyen aceite de oliva, aceite de canola, aceite de nuez, nueces y semillas.

Para pasar un buen rato, prueba con soja

La soja, cultivada por más de 3000 años, es a la vez una droga y un alimento. Contiene isoflavonas, que ayudan a que el área vaginal permanezca lubricada. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las mujeres que tienen un historial de cáncer de mama no deben comer grandes cantidades de soja, ya que sus características similares al estrógeno pueden aumentar el riesgo de reaparición. En cuanto a los hombres, los estudios muestran que la soya también es beneficiosa para la próstata, un órgano sexual masculino crucial. Entre los alimentos de soja más populares: leche de soja, queso de soja (tofu), carne de soja (hecha de soja texturizada en forma de gránulos). La mayoría de estos productos son derivados de harina de soja, mientras que el tofu se obtiene al cuajar leche de soya.

Pila de papaya

Al igual que la soja, la papaya es estrogénica, lo que significa que tiene compuestos que actúan como la hormona femenina estrógeno. Se ha utilizado como un remedio popular para promover la menstruación y la producción de leche, facilitar el parto y aumentar la libido femenina.

Pining para nueces

La gente ha estado usando piñones para estimular la libido desde tiempos medievales. Al igual que las ostras, tienen alto contenido de zinc. Los piñones se han utilizado durante siglos para hacer pociones de amor. El erudito médico Galen recomienda comer cien piñones antes de acostarse.

Brain Power Cookbook (Plume Pub. 2009) por los Dres. Frank Lawlis y Maggie Robinson.

Related of "El Afrodisíaco: Alimentos y Libido"