El papel del no juicio en la atención plena

 Akio Yamada, used with permission
Fuente: Fuente: Akio Yamada, usado con permiso

Somos pensadores activos. Nuestras mentes están constantemente parloteando. Cuando alguien nos comete un error, es fácil para nosotros evocar una lista de razones por las cuales tenemos razón y están equivocados. Cuando tenemos una mala interacción en el trabajo, volvemos a jugar cada momento y lo analizamos. Con demasiada frecuencia, damos demasiado sentido a nuestros pensamientos y nos juzgamos a nosotros mismos, así como a los demás.

Una vez, mi amigo fue operado y recibí un correo electrónico para inscribirme para la rotación de comidas. Fue durante una temporada difícil de mi vida y apenas pude cuidar de mí mismo. Quería llevarle una comida casera, pero no lo hice. Me sentí como si hubiera fallado como un amigo. Pronto me encontré atrapado en esta red de pensamientos negativos y auto-juicio, lo que afectó mis interacciones posteriores con ella porque era muy consciente de mí mismo.

La atención plena nos enseña que los pensamientos son solo pensamientos. Una de las prácticas de mindfulness es aprender a estar abierto a cualquier pensamiento que pueda surgir en nuestra mente y dejarlo ir. Visualice cada pensamiento como una hoja mientras flota por la corriente. No es necesario recoger la hoja o analizar sus intrincados patrones. O como nubes que flotan más allá del cielo azul claro.

La atención plena está prestando atención al momento presente, sin prejuicios .

Para mí, noto y reconozco la idea de que "no pude ayudar a mi amigo como yo quería". Me abstengo de juzgarme a mí mismo como un amigo terrible.

Al crear distancia de mis pensamientos, creo espacio dentro de mí mismo. Me vuelvo menos reactivo y más reflexivo. Y puedo vivir más plenamente en el momento presente.

Esa es la atención desde una perspectiva psicológica.

Sin embargo, sostengo que esta perspectiva puede no dar una idea completa.

Algunos de nuestros pensamientos no pueden estar completamente desprovistos de juicios. Si un monje tiene pensamientos lujuriosos hacia una mujer, esos pensamientos serían inconsistentes con el estilo de vida que ha elegido vivir o los votos que ha tomado. Del mismo modo, los pensamientos de celos, envidia o avaricia en general crean más daño que bien.

La atención plena es útil porque separa los pensamientos de la persona. No estás definido por tus pensamientos. Tener un pensamiento envidioso o lujurioso solo no significa que eres una mala persona. Sin embargo, defiendo que puedes juzgar tus pensamientos sin juzgarte a ti mismo como persona.

En muchas tradiciones espirituales como el budismo y el cristianismo, la atención plena es el recuerdo de algo que está fuera de ti mismo, por ejemplo, de Dios, las enseñanzas de Buda, etc. (La traducción literal de la atención plena es "recuerdo" o "recuerdo"). no en nosotros mismos, sino en algo externo a nosotros. Estás anclado en algo que no cambiará según tu estado de ánimo o la hora del día.

Un monje que simplemente reconoce sus pensamientos lujuriosos y se abstiene de juzgarse a sí mismo probablemente se encuentre pronto en la misma posición. Sin embargo, si el monje recuerda el conjunto de valores o votos por los que ha elegido vivir, puede evaluar si sus pensamientos son consistentes con su brújula moral. Él no se juzga a sí mismo como un buen monje o mal monje basado en sus pensamientos. Él no se castiga con pensamientos autocríticos o juicios propios, "No puedo creer que haya fallado de nuevo". Pero tampoco se encoge de hombros ante sus pensamientos lujuriosos porque, de hecho, se los considera moralmente incorrectos dados sus compromisos religiosos. Recordando quién es y sus valores fundamentales, está motivado para actuar de una manera que sea más consistente con sus valores la próxima vez.

Como un seguidor de Cristo, además de usar la atención plena para ayudarme a reducir la velocidad y estar más conectado con mis propios pensamientos, me dedico a la meditación para estar más consciente y conectado con la presencia de Dios en mi vida. Cuando surge la preocupación por el futuro, suavemente enfoco mi atención a cómo Dios ha sido fiel a mí en el pasado. Cuando el trabajo no va bien, me recuerdo a mí mismo que mi identidad está firmemente enraizada en Él y no en mi carrera.

Para aquellos que no tienen una formación religiosa, puedes valorar virtudes como la generosidad, la amabilidad o el coraje. La atención plena puede ayudar a alinear sus pensamientos con sus valores.

Como con muchas otras prácticas y disciplinas antiguas, la atención plena nunca fue una herramienta de autoayuda. Por el contrario, está destinado a ayudar a uno a conectarse con el propósito más profundo o el significado de la vida.

Related of "El papel del no juicio en la atención plena"