Enfermedad mental: prevenir una recaída

[Artículo actualizado el 11 de septiembre de 2017]

Pixabay
Fuente: Pixabay

Las recaídas pueden tener consecuencias devastadoras para las personas con trastornos mentales como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión o un trastorno de ansiedad. Después de cada recaída, puede volverse cada vez más difícil recuperar el control sobre los síntomas. Por esta razón, es especialmente importante que las personas con un trastorno mental hagan todo lo posible para reducir el riesgo de una recaída.

Los primeros signos de una recaída

Las personas con un trastorno mental y sus familiares, amigos y cuidadores deben aprender a reconocer los signos y síntomas tempranos de una recaída. Estos signos y síntomas pueden diferir de una persona a otra y de un trastorno mental a otro, pero los más comunes incluyen:

– Sufrimiento de cambios en el estado de ánimo.

– Perder tu sentido del humor.

– Volverse tenso, irritable o agitado.

– Encontrando difícil concentrarse.

– Retirándose de las situaciones sociales y descuidando las actividades externas y las relaciones sociales.

– Diciendo o haciendo cosas irracionales o inapropiadas.

– Desarrollar ideas que otras personas encuentran inusuales, extrañas o increíbles.

– Descuidando su cuidado personal.

– Descuidar tomar su medicamento.

– Vestirse con ropa inusual o combinaciones inusuales de ropa.

– Dormir excesivamente o casi nada.

– Comer excesivamente o casi nada.

– Cada vez más sospechoso u hostil.

– Ser especialmente sensible al ruido o la luz.

– Escuchar voces o ver cosas que otras personas no pueden ver o escuchar.

Si nota o sospecha de alguno de estos signos y síntomas en su interior, comuníquese con su médico de familia, psiquiatra o trabajador clave lo antes posible para recibir apoyo y asesoramiento, ya que esto puede ayudar a evitar una recaída a gran escala. Antes de que surjan problemas, es una buena idea contar con un plan de acción y haber discutido este plan de acción con su cuidador. También puede llevar un diario para ayudarlo a identificar los signos y síntomas de una posible recaída. Recuerde que una recaída puede perjudicar su pensamiento y, por lo tanto, evitar que reconozca esos signos y síntomas: puede necesitar depender de su familia, amigos y cuidadores, y confiar en su juicio.

Causas comunes de una recaída

Intente identificar los factores que pueden haber causado o contribuido a sus signos y síntomas, ya que abordar estos factores puede ayudarlo a evitar una recaída a gran escala. Los más comunes incluyen:

– Poco conocimiento de su trastorno mental en general, y de los síntomas de una recaída en particular

– Incumplimiento de la medicación o disminución de la dosis de medicación

– Uso indebido de drogas y alcohol

– Falta de sueño o patrón irregular de sueño

– Estrés

– Falta de relaciones sociales y apoyo

– Sentí el estigma

– Mala salud física

He escrito sobre muchos de estos factores de recaída. Minimizarlos puede ayudarlo a prevenir las recaídas, y así mejorar significativamente sus posibilidades de lograr una recuperación duradera.

El papel de la medicación

La investigación científica sugiere que, en muchos casos, el tratamiento a largo plazo con medicamentos puede reducir sustancialmente el riesgo de recaída. Si no está dispuesto a tomar su medicamento porque el horario es demasiado complicado o porque padece efectos adversos intolerables, hable con su médico de familia o psiquiatra al respecto. Él o ella pueden simplificar el programa, disminuir la dosis o cambiarlo por otro medicamento que más le convenga. No simplemente deje de tomar su medicamento sin antes haberlo discutido y planeado. Desafortunadamente, tomar su medicamento a la dosis recetada por su médico es a menudo lo más importante que puede hacer para prevenir una recaída.

Todo lo mejor,

Neel

Neel Burton es el autor de The Meaning of Madness , Growing from Depression , y otros libros.

Encuentra a Neel en Twitter y Facebook

Neel Burton
Fuente: Neel Burton

Related of "Enfermedad mental: prevenir una recaída"