Enseñe a su niño atleta perspectivas saludables

CCO Creative Commons
Fuente: CCO Creative Commons

En estos días, los padres parecen darles a cada niño la oportunidad de experimentar el éxito en los deportes y en cualquier otra actividad de rendimiento (por ejemplo, la escuela, las artes escénicas). Muchos atletas jóvenes reciben ayuda adicional de entrenadores personales, entrenadores privados y campamentos de entrenamiento. Se les da la oportunidad de desarrollar todas las habilidades deportivas posibles necesarias para alcanzar el éxito. Muchos padres gastan miles de dólares cada año para apoyar los sueños atléticos de sus hijos.

A pesar de todo lo que muchos padres hacen por las actividades deportivas de sus hijos, a menudo no les proporcionan lo que creo que es mucho más importante que el entrenamiento privado y los campamentos deportivos para su éxito deportivo y actúa como la base de todos los demás esfuerzos: perspectiva . Los niños se dejan a sus propios recursos para encontrar esa pieza esquiva del rompecabezas de éxito atlético y muchos no lo hacen. ¿El resultado? Muchos niños no logran sus objetivos porque carecen de las actitudes que les permiten utilizar todas sus habilidades físicas, técnicas y tácticas. Teniendo en cuenta los desafíos inevitables de los deportes, la capacidad de desarrollar y mantener una perspectiva saludable frente a los muchos desafíos que enfrentarán tanto dentro como fuera de su deporte es esencial para el éxito en los deportes y la vida.

Autoestima

La capacidad de sus hijos para tener una perspectiva saludable comienza con una base firme en sus sentimientos amados, seguros y competentes, en otras palabras, su autoestima. Si los niños se sienten valorados y capacitados simplemente por lo que son, es más probable que aborden sus deportes con confianza y compromiso y estén libres de dudas, preocupaciones o temores.

Otra parte importante de la autoestima es la propiedad que sienten hacia sus deportes. Si los niños se ven impulsados ​​a tener éxito por su propia pasión, motivación y determinación en lugar de, por ejemplo, la presión de sus padres, verán su participación deportiva como un desafío para perseguir en lugar de una amenaza para evitar.

Desafortunadamente, muchos atletas jóvenes llegan a ver su participación deportiva no como parte de sus vidas, sino más bien como la vida misma. Por lo tanto, cada vez que caminan en el campo de juego, están arriesgando sus vidas (o, más exactamente, la vida de su autoestima) en la línea. Esa es una experiencia verdaderamente amenazante que inevitablemente conducirá al fracaso, la desilusión y la vergüenza. Su objetivo es ayudar a sus hijos a ver que su deporte debe ser una parte saludable de su autoestima, pero que aún así serán amados y valorados sin importar el resultado.

Si sus hijos tienen la perspectiva correcta, sus hijos también tendrán una respuesta emocional más positiva a los deportes. En lugar de la frustración, la ira y el miedo que dominan sus vidas atléticas, las emociones positivas como la emoción, la alegría, el orgullo y la inspiración los impulsarán hacia sus objetivos. Esta perspectiva saludable también les ayudará a reaccionar constructivamente ante los inevitables obstáculos y contratiempos que experimentarán mientras persiguen sus objetivos deportivos.

Éxito y fracaso

Hay muchas perspectivas insalubres sobre el éxito y el fracaso que pueden dañar los esfuerzos de sus hijos para tener éxito. Una de las más dañinas es la idea de que los éxitos nunca fallan y los fracasos siempre fallan. Sin embargo, la realidad es que los "éxitos" fracasan con mucha más frecuencia que los "fracasos". Las personas que fracasan fallan algunas veces y renuncian. Pero los éxitos fracasan muchas veces, aprenden de los fracasos y comienzan a tener éxito debido a lo que aprendieron. Con el tiempo, los muchos fracasos y las lecciones aprendidas permiten que los éxitos tengan éxito regularmente. Aprender a fallar y aprender del fracaso son perspectivas esenciales para el éxito y pueden actuar como un amortiguador emocional para los muchos desafíos de los deportes.

El fracaso proporciona beneficios tales como información sobre el progreso atlético de sus hijos. El fracaso es el mejor medio para que sus hijos vean claramente las áreas que necesitan mejorar. El fracaso también les indica a sus hijos lo que no deben hacer en sus esfuerzos, lo que reduce las posibilidades de lo que deben hacer para tener éxito. Y el fracaso enseña las lecciones esenciales de perseverancia y la capacidad de superar los reveses.

Sin embargo, experimentar fallas por sí solo no ayudará a tus hijos a alcanzar el éxito. Demasiadas fallas y sus hijos se desanimarán, perderán confianza y motivación, y llegarán a ver los logros como una experiencia desagradable que deben evitarse.

Sus hijos también necesitan experimentar el éxito porque, si se combina con una perspectiva saludable, el éxito puede proporcionar lecciones invaluables para la consecución de sus objetivos deportivos por parte de sus hijos. El éxito crea confianza y confianza en sus hijos, lo que les ayuda a superar las adversidades y los obstáculos en el camino hacia sus objetivos. Valida la dedicación, el trabajo duro, la paciencia y la persistencia que sus hijos dedican a sus objetivos. El éxito actúa para motivarlos a niveles más altos de logro. El éxito también genera emociones positivas, como emoción, alegría, orgullo y felicidad, que refuerzan aún más su confianza, motivación y pasión por su deporte.

Con esta perspectiva, el éxito no es tan intoxicante como para inhibir un mayor crecimiento, y el fracaso no es una pérdida tan monumental que disminuye el deseo de sus hijos de buscar el éxito. Por el contrario, el éxito y el fracaso son partes inevitables y necesarias del proceso que conducen al cumplimiento de sus objetivos atléticos.

Tomar riesgos

Como todos sabemos, los deportes requieren que los niños tomen riesgos para desarrollar sus capacidades más completas y alcanzar sus objetivos. Estos riesgos pueden incluir intentar una nueva técnica sin saber con certeza si los mejorará, utilizar una táctica que no rinda frutos o decidir tirar la precaución al viento y simplemente darle todo lo que tiene.

Tomar riesgos es una parte esencial de que sus hijos desarrollen una respuesta emocional positiva a su deporte. Solo si sus hijos no están amenazados por el fracaso, estarán dispuestos a correr riesgos porque, por su propia naturaleza, los riesgos aumentan la probabilidad de fracaso. Si sus hijos consideran que los deportes son un desafío, comprenderán que los riesgos también brindan la oportunidad de lograr un éxito aún mayor.

La toma de riesgos les permitirá a sus hijos salir de sus zonas de confort, probar sus capacidades, ganar confianza en sí mismos y alcanzar nuevos niveles de éxito. Cuando observa grandes éxitos en todos los ámbitos de la vida, también ve grandes tomadores de riesgos. Saben que solo asumiendo riesgos son posibles grandes recompensas.

Como observó Leo Buscaglia, autor de best-sellers, "Intentar es arriesgarse al fracaso. Pero se deben tomar riesgos, porque el mayor peligro en la vida es no arriesgar nada. La persona que no arriesga nada, no hace nada, no tiene nada y no es nada. Pueden evitar el sufrimiento y el dolor, pero no pueden aprender, sentir cambios, crecer, amar y vivir. Solo una persona que arriesga es libre. "¡Ahora esa es una perspectiva para vivir!

Errores

Cómo entienden sus hijos el significado de los errores tendrá un efecto dramático en su capacidad para mejorar y tener éxito en sus deportes. Como dice el poeta Nikki Giovanni: "Los errores son un hecho de la vida. Lo que cuenta es la respuesta a los errores. "Desafortunadamente, los padres a veces comunican un mensaje muy diferente. ¿Qué sucede si transmites a tus hijos que los errores son malos y que no reflejan bien? Los está colocando en la expectativa de que persigan el éxito, lo que inevitablemente implica el error, pero sabiendo que serán criticados por sus errores. Entonces, sus hijos pueden temer cometer los errores más pequeños y llegar a creer que si cometen un error, serán vistos con desilusión. Dice el Dr. John Gray: "Esperar que los niños no cometan errores les da un mensaje cruel e inexacto sobre la vida. Establece un estándar que nunca puede ser vivido ".

Muchos padres y sus hijos tienen una percepción negativa sobre los errores a pesar de ver que los atletas más exitosos del mundo cometen errores de forma rutinaria. Serena Williams faltas dobles, Tom Brady lanza intercepciones, LeBron James falla tiros, y Simone Biles se tambalea en la barra de equilibrio. Debido a que los grandes atletas cometen errores, no solo se espera, sino que también es aceptable que sus hijos también cometan errores.

Necesita comunicarle a sus hijos que los errores son una parte natural y necesaria de la vida. Sus hijos deben aceptar y aprender de sus errores. Los errores son guías de lo que sus hijos necesitan para mejorar. Sin ellos, la mejora será un proceso aleatorio y no dirigido. Los errores pueden decirle a sus hijos que están tomando riesgos y se están moviendo fuera de su zona de confort. Si sus hijos nunca se equivocan, probablemente no se esfuercen lo suficiente, no mejorarán y nunca serán exitosos.

Adversidad

El camino hacia el éxito es accidentado. Está lleno de muchas barreras, reveses y luchas. Algunas de estas adversidades son externas a sus hijos: padres sobreinvolucrados, entrenadores exigentes, condiciones desafiantes, competencia dura. También existen obstáculos internos, que incluyen pérdida de motivación, disminución de la confianza, distracciones, emociones negativas, impaciencia y deseo de rendirse. A menudo, veo a los padres tratando de proteger a sus hijos de la adversidad en la creencia de que estas dificultades perjudicarán su autoestima, retrasarán su progreso y les impedirán alcanzar sus metas.

Sin embargo, la adversidad es esencial para que los niños logren sus objetivos porque solo al experimentar adversidades desarrollarán las habilidades necesarias para superar los desafíos en el futuro. "¿Cómo podemos crecer sin lucha y dudas y un paso en falso o dos? Si perdonamos a nuestros hijos eso o lo intentamos, de todos modos no tendremos éxito; terminaremos empujándolos hacia otros tipos de problemas, del tipo que quizás no hayamos anticipado ", escribe Robert Coles.

La forma en que sus hijos aprenden a responder a la adversidad depende en gran medida de cómo responda a la adversidad y de la perspectiva que les enseñe sobre los retrocesos inevitables que experimentarán en sus vidas. Debe ser muy consciente de sus reacciones ante los reveses de sus hijos. Si muestra frustración, enojo o desilusión cuando enfrentan obstáculos, modelará este comportamiento para sus hijos. Si permanece tranquilo, positivo, de apoyo y amoroso, aprenderá de usted esta reacción saludable.

El Dr. Peter Goldenthal sugiere las siguientes formas de ayudar a sus hijos a responder positivamente a la adversidad (más algunas adiciones mías):

  • Asegúrate de que representas una perspectiva saludable.
  • Si no puede controlar sus reacciones emocionales ante los éxitos y fracasos de los deportes de sus hijos, manténgase alejado de ellos hasta que los tenga bajo control.
  • Ponga la situación en perspectiva: demuestre a sus hijos que un revés no es el fin del mundo.
  • No corra al rescate: deje que sus hijos resuelvan las cosas por sí mismos.
  • Juega positivo: señala a tus hijos todas las cosas buenas que sucedieron además del obstáculo.
  • Sugiera paso a paso el éxito: ayude a sus hijos a establecer objetivos utilizando el revés como información útil.
  • Admita sus propios errores: comparta con sus hijos las dificultades que tuvo y cómo las superó.

Entonces, ¿qué será? Descuidar un componente tan fundamental del desarrollo deportivo y personal de sus hijos y la búsqueda del éxito y dejarlos preparados para el futuro. ¿O les da a sus hijos las perspectivas necesarias para dominar los desafíos de los deportes y más allá? La respuesta es obvia

¿Quieres aprender más sobre la psicología de los deportes y la crianza deportiva? Regístrese para mis ebooks Prime Sport y Prime Sport Parenting .

Related of "Enseñe a su niño atleta perspectivas saludables"