Estrés y adicción

El estrés es un factor de riesgo clave en el inicio de la adicción, el mantenimiento, la recaída y, por lo tanto, el fracaso del tratamiento (Sinha y Jastreboff, 2013). Los eventos estresantes de la vida combinados con habilidades de afrontamiento deficientes pueden afectar el riesgo de adicción al aumentar la respuesta impulsiva y la automedicación. Si bien no es posible eliminar el estrés, debemos encontrar formas de gestionarlo.

//commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11201756
Fuente: Por Quinn Dombrowski de Chicago, EE. UU. – Aburrimiento, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11201756

El estrés normalmente se refiere a la adversidad o dificultades como la pobreza o el dolor. Biológicamente, los eventos estresantes causan un aumento en los niveles sanguíneos de hormonas del estrés (como el cortisol). Fight-or-flight es la respuesta normal al estrés. Es decir, toda la sangre va a los músculos para que esté listo para la acción.

Es importante distinguir entre estrés crónico y normal. Los factores estresantes moderados y desafiantes de duración limitada se perciben como agradables. De hecho, algunas personas buscan situaciones "estresantes" (personas que buscan sensaciones o buscan experiencias novedosas y altamente estimulantes) que promueven la liberación de hormonas del estrés. Sin embargo, los factores estresantes intensos, impredecibles y prolongados (p. Ej., Conflictos interpersonales, pérdida de seres queridos, desempleo) producen impotencia aprendida y síntomas de tipo depresivo. El estrés crónico aumenta el riesgo de desarrollar depresión, resfriado común, gripe, dolores de cabeza por tensión, rechinar los dientes o apretar la mandíbula y tensar el cuello y los hombros (McEwen, 2003).

El trauma en la primera infancia es un factor clave para hacer que las personas sean más vulnerables en la vida posterior (Keating, 2017). El vínculo entre la adversidad temprana y los problemas posteriores de la vida pasa por la epigenética social. Los altos niveles de estrés experimentados en la vida temprana pueden causar la metilación de genes clave que controlan el sistema de estrés. Es decir, la adversidad temprana altera nuestra genética. Cuando esto sucede, vivimos en un estado de emergencia constante.

El lugar de trabajo es otro contexto que brinda una exposición casi rutinaria al estrés crónico. El estrés relacionado con el trabajo puede incluir factores tales como las demandas del trabajo, la capacidad de tener control sobre las decisiones y el grado de apoyo social en el lugar de trabajo. Las personas en trabajos donde no perciben que tienen mucho control son susceptibles de desarrollar ansiedad clínica y depresión, así como condiciones médicas relacionadas con el estrés como úlceras y diabetes (Marmot, 2006).

El evento o circunstancia estresante en sí no es dañino. Lo que importa es cómo la persona evalúa (interpreta) el factor estresante y cómo lo enfrenta. Uno puede usar la reevaluación como una estrategia de afrontamiento al ver las situaciones de manera diferente (por ejemplo, ya no es un gran problema). Uno también puede lidiar con el estrés fumando, bebiendo y comiendo en exceso. Lo importante es el significado que el evento o circunstancia tiene para el individuo (Lazarus, 2006).

Existe evidencia sólida del vínculo entre el estrés crónico y la motivación para abusar de sustancias adictivas (Al'Absi, 2007). Por ejemplo, la investigación en estudios en humanos muestra que las experiencias adversas de la infancia, como el abuso físico y sexual, el abandono, la violencia doméstica y la disfunción familiar se asocian con un mayor riesgo de adicción. Las personas con un matrimonio infeliz, la insatisfacción con el empleo o el acoso también informan un aumento en las tasas de adicción.

La experiencia de crianza adversa durante la niñez y la adolescencia (abuso y negligencia infantil) aumenta indirectamente el riesgo de adicción a través de un menor autocontrol (Lovallo, 2013). Se sabe que los adultos jóvenes en riesgo de abuso de sustancias disminuyen el autocontrol y el control emocional. Su comportamiento adictivo es el resultado de sus experiencias y los entornos en los que se criaron.

Mientras mayor sea el número de estresores a los que está expuesto un individuo, mayores serán las posibilidades posteriores de adicción. El economista Deaton (2015) muestra que los estadounidenses blancos con menor educación que luchan en el mercado de trabajo en la adultez temprana experimentan una "desventaja acumulativa" con el tiempo, con problemas personales y de salud que a menudo conducen a sobredosis de drogas, hígado relacionado con el alcohol enfermedad y suicidio

Una explicación del fuerte vínculo entre el estrés y la adicción es la teoría de la automedicación, que sugiere que la persona puede usar drogas para lidiar con la tensión asociada con factores estresantes de la vida o para aliviar los síntomas de ansiedad y depresión resultantes de un evento traumático. Por lo tanto, el uso de drogas funciona como un medio para regular el afecto y calmar la angustia psicológica.

El alto estrés emocional se asocia con la pérdida de control sobre los impulsos y la incapacidad para retrasar la gratificación. El estrés crónico disminuye el volumen de materia gris en la región del cerebro que está asociado con el control cognitivo y la regulación del estrés. La parte de la corteza prefrontal que está involucrada en la cognición deliberativa se cierra por el estrés. El cerebro estresado pierde la capacidad de ser reflexivo y convertirse en automático. Las personas estresadas son propensas a ceder a sus impulsos (por ejemplo, fumar, comer en exceso, el alcohol y el abuso de medicamentos recetados) como una forma de lidiar con el estrés diario (Grant et al., 2011).

En resumen, los eventos más estresantes de la vida y las estrategias de afrontamiento pobres pueden afectar el riesgo de adicción. Esto explica la importancia de comprender mejor cómo funciona el estrés y el desarrollo de habilidades (p. Ej., Aprender a prevenir y tolerar el estrés) en los tratamientos de adicción.

Related of "Estrés y adicción"