Generando energía para ser amable

¿Tienes suficiente energía para ser amable hoy?

ChungKuk Bae/unsplash
Fuente: ChungKuk Bae / unsplash

Como muestra la ciencia, casi todo almacena energía que se puede liberar cuando sea necesario. Los seres humanos no son la excepción. Es mucho más fácil para mí moverme por el mundo con amabilidad cuando mi batería personal está llena. Los que están cerca de mí confirmarán que mi capacidad para permanecer amable vacila cuando estoy hambriento, cansado o agotado emocionalmente. En estos momentos, me muevo a un lugar de autoprotección y preservación de mi propia energía. Me vuelvo reacio a compartirlo con otros y a ser generoso con amabilidad. Quizás esto también sea verdad para ti?

¿Qué dices "sí" a cada día?

En un intento por descubrir cómo mantener altos mis propios niveles de energía, y por lo tanto mantener mi energía de bondad a disposición de los demás, hace un par de años decidí crear una lista de las acciones que mi yo ideal diría "sí" a cada día y rastrearlo a diario. A través de los años, esta lista ha cambiado; de hecho, lo modifico un poco cada mes. Pero mantengo dos principios consistentes. Primero, nunca tengo más de diez acciones que mi yo ideal haría a diario (este es un número manejable para mí). En segundo lugar, cada acción cae aproximadamente en una de tres categorías:

  • Acciones relacionadas con la salud. Estos incluyen los sospechosos habituales, como hacer ejercicio, comer saludablemente, meditar o rezar, o beber ocho vasos de agua al día. Varios de estos están siempre en mi lista de acciones.
  • Acciones relacionadas con la sociedad. Me di cuenta después de un año de hacer una lista mensual, me faltaban acciones relacionadas con la vida social. Agregué "divirtiéndome", y si bien es vergonzoso admitirlo, durante mucho tiempo esta fue también la acción menos revisada al final del día. Más recientemente, agregué "be be blessing", que es mi manera de recordar cómo pude haber servido a alguien.
  • Acciones relacionadas con el valor. Enumero algunas acciones que me mantienen fiel a mi propósito en la vida, como escribir o practicar una nueva habilidad. Sé que toma energía hacer estas cosas, pero hacer las cosas en alineación con quien soy también me da energía. Un artículo difícil a menudo en mi lista es "nada mas", para indicar que no agregué nada más ese día para desordenar mi vida logísticamente o emocionalmente. También enumero "simplificar" para indicar que realmente reduje el desorden en mi espacio vital (consulte www.bemorewithless.com para obtener ideas).

Durante varios años, utilicé una hoja de cálculo de Excel para rastrear lo que hice o no hice. El año pasado comencé a usar papel y bolígrafos para mantener un "diario de balas", que devolvió el arte y la creatividad a mi vida diaria (marque "divertirse"), y también me dio un nuevo lugar para realizar un seguimiento de mis acciones diarias. Estoy proporcionando una imagen aquí de ambos tipos de seguidores de la vida balanceada.

Mica Estrada, used with permission.
Ejemplo de "rastreador de saldo" en formato de hoja de cálculo y hoja de cálculo.
Fuente: Mica Estrada, utilizada con permiso.

La sabiduría y la ciencia de usar la reflexión diaria para potenciar hábitos saludables

La idea de reflexionar al final de cada día sobre lo que hacemos o no hacemos es una práctica antigua y respaldada por investigaciones sobre cómo desarrollar buenos hábitos en la vida. Para un ejemplo de cómo esto se relaciona con las prácticas antiguas, recomiendo el comentario de Paramahansa Yogananda (1999), en el que escribe:

"El Gita por lo tanto señala en su primera estrofa la necesidad primordial para el hombre [o la mujer] de la introspección nocturna, para que pueda discernir claramente qué fuerza … ha ganado la batalla diaria" (p.9).

Desde el cristianismo, San Ignacio nos deja con la tradición del Examen, un ejercicio de revisión del día con las consultas,

"¿Dónde estaba el Espíritu presente?" Y "¿Cuándo me sentí lejos del Espíritu?"

Esta guía es consistente con la investigación psicológica actual, que muestra que enfocarse en hábitos y mentalidades saludables es más poderoso que gastar energía tratando de suprimir los negativos (Hansen, 2013). Pero para hacer esto debemos estar dispuestos a repetir intencionalmente y reflexionar sobre los comportamientos saludables en los que participamos. Sabemos por el trabajo sobre neuroplasticidad que las vías neuronales, que mantienen el recuerdo de nuestros hábitos, se fortalecen o desaparecen dependiendo de cuánto se utilizan. Cuando practicamos y nos enfocamos en los hábitos de vida que nos mantienen equilibrados y fieles a nosotros mismos, fortalecemos estas vías neuronales y establecemos hábitos más positivos.

En nuestra cultura de solución rápida, es bueno tener en cuenta que los hábitos saludables crecientes requieren un poco de tiempo. El mito de los "21 días para cambiar un hábito" no está completamente respaldado por la evidencia. Investigaciones recientes indican que establecer hábitos saludables lleva alrededor de dos meses (o 66 días precisos) (Lally et al., 2010).

Reflexión personal como práctica nocturna

Te animo a que trates de hacer entre seis y diez acciones diarias que tu yo ideal hace y que te ayudan a generar la energía necesaria para ser una persona amable todos los días. Luego, cada tarde, sin juzgar, reflexiona sobre lo que hiciste o no hiciste. En las siguientes semanas, pregúntese cuál es el impacto. ¿Estas prácticas son buenas para mi energía? ¿Tengo más capacidad para ser amable conmigo mismo y con los demás?

Si es así, celebra y continúa. De lo contrario, ajuste, usando los datos que ha recopilado sobre usted.

Related of "Generando energía para ser amable"