Hechos y suposiciones: ¿Cuál es la diferencia y qué importa?

He estado escuchando la forma en que mis alumnos hablan sobre sus casos últimamente. Me dirían cuál era la intención detrás de sus preguntas, y qué pensaban o sentían en un punto particular de la sesión. Con la misma seguridad reportarían lo que estaba sucediendo con sus clientes. Cuando desafié la validez de sus declaraciones, algunos estaban confundidos. Un estudiante respondió a mi pregunta con el comentario: "Es tan obvio". Otro estudiante publicó la pregunta: "¿no es esto lo que nosotros, como consejeros, debemos hacer?"

Estas respuestas provocaron una discusión sobre la diferencia entre observaciones, hipótesis, suposiciones y hechos, y qué papel desempeñan en la sesión, así como en la vida de las personas.

Webster's Dictionary presenta las siguientes definiciones para estos términos:

Hecho – la afirmación o declaración de una cosa hecha o existente;
Asunción – el acto de dar por sentado o suponer algo sin prueba;
Observación: el acto o la facultad de observar o tomar nota; el acto de ver o de fijar la mente en cualquier cosa.
Hipótesis: algo no probado, pero asumido con el propósito de argumentar, o para explicar un hecho o una ocurrencia

Aquí hay un ejemplo:
Mi cliente llegó 20 minutos tarde, un hecho observado directamente;
Me siento decepcionado, una declaración sobre tus propios sentimientos y pensamientos, hecho;
Parecía tranquilo y relajado cuando entró, un comentario sobre otra persona, observación;
Está siendo pasivo-agresivo hacia mí -un comentario sobre los supuestos sentimientos de otras personas- supuesto;
Él no confía en mis habilidades terapéuticas, una combinación de suposición y observación, hipótesis.

Solo imagínese la progresión de una sesión de terapia si un terapeuta ingresó a la sala tratando todas las afirmaciones anteriores como "hechos". Dependiendo de qué tan fuerte se sienta el terapeuta acerca de esos "hechos", especularía (no estoy seguro) que no habría mucho espacio para discutir las circunstancias del hecho de que el cliente llegara tarde. Este procesamiento probablemente tenga un trasfondo negativo basado en la convicción de que un cliente es pasivo-agresivo y que no le gusta el terapeuta.

Necesitamos recordarnos a nosotros mismos para notar la distinción entre hechos y suposiciones. Esto nos ayudará a estar más abiertos a hacer preguntas y tener conversaciones. También es lo que queremos que aprendan nuestros individuos y parejas. Un terapeuta atento observará y señalará a la atención del cliente cómo tratan sus suposiciones personales como hechos, y cómo un cliente comienza los conflictos tratando de "encontrar la verdad" antes de aclarar la exactitud de sus suposiciones. En lugar de permitir que los clientes discutan sobre una supuesta "verdad" -por ejemplo, Mi cónyuge no debe atraerme porque constantemente mira pornografía– sería más terapéutico centrarse en la certeza del paciente sobre el significado del comportamiento de su pareja, y cómo su compañero siente. ¿Cómo ella sabe? ¿Ha revisado su suposición con él? Si no, porque no; si es así, ¿cómo ella procesó su respuesta? ¿Cómo se siente el compañero cuando le dicen cómo se siente y qué significa su comportamiento?

Independientemente del enfoque teórico que utilice un terapeuta, se supone que debemos observar, crear hipótesis y presentarlas a los clientes, o tener en cuenta de forma privada nuestras propias ideas y hacer más observaciones. Cuando comenzamos a tratar nuestras suposiciones o hipótesis como hechos, detenemos el proceso de observación, y la terapia simplemente se convierte en una conversación entre las personas que se pelea, cada una convencida de que saben lo que siente o piensa su pareja.

Harlene Anderson señaló: "Coquetea con hipótesis, pero nunca te cases con ellas".

Como terapeutas, nuestro trabajo es utilizar hechos, hipótesis, observaciones y suposiciones en nuestras sesiones. El arte es conocer la diferencia entre ellos, saber cuándo enfocarse en cada uno, y encontrar la manera de procesar esto de manera efectiva con los clientes.

Related of "Hechos y suposiciones: ¿Cuál es la diferencia y qué importa?"