La situación es urgente

terimakasih0/pixabay
Fuente: terimakasih0 / pixabay

Linda: generalmente hay uno en el par que puede procesar información más rápidamente que el otro. A menudo, es la mujer la que puede avanzar rápidamente en una conversación, estar en contacto con sus emociones y tener confianza para expresar sus sentimientos y necesidades. Cuando trabajo con parejas, intento tranquilizar al hombre para que no se avergüence de pedirle que reduzca la velocidad y le dé piezas más pequeñas a la vez, para que no se ahogue con el bombardeo de información. Me refiero a la investigación sobre el cerebro acerca de que las mujeres tienen una mejor centralita en donde los dos hemisferios del cerebro pueden comunicarse entre sí con mayor facilidad.

Yo localicé los dos libros de Louann Brizendine MD, un neuropsiquiatra, investigador y clínico de la Universidad de California que escribió The Male Brain y The Female Brain. Ella dice que cuando los hombres entienden que el cerebro de una mujer es una máquina de comunicación delgada y mezquina, desarrollarán un caso serio de envidia cerebral femenina. Llevar un poco de humor a una situación desafiante sin duda ayuda. También mencioné la investigación realizada por Brizendine que encontró que las mujeres hablan un promedio de 20,000 palabras al día en comparación con solo 7,000 palabras para los hombres. Esto significa que, en promedio, las mujeres hablan casi tres veces más que los hombres. Esta referencia también está diseñada para normalizar la situación y poner el dilema en un contexto más amplio.

Cuando la persona abrumada con demasiada información le pide a su pareja que disminuya la velocidad, y responden administrando su ansiedad, hay más atención disponible en ambos lados. A medida que la tensión que ha estado promoviendo la conversación de escape se desvanece, una escucha y comprensión más reales pueden tomar el ritmo. Para que la velocidad de la comunicación disminuya, puede ser útil no solo pedir bits de información más pequeños a la vez, y ofrecer una certeza suave diciendo cosas como, "Estoy aquí". Estoy escuchando. Quiero darte todo el tiempo que necesites para expresarte. Estoy comprometido a resolver esto. Tómese su tiempo ". La ansiedad que con frecuencia presiona a la otra persona para que se apresure a obtener todos sus puntos clave puede calmarse.

Con la velocidad de comunicación más lenta, el hablante puede profundizar en lo que es la esencia del mensaje que transmiten. Mirar más profundamente le permite al hablante hacerse cargo de viejas heridas que los han dejado con una mayor sensibilidad, necesidades no satisfechas que les han dejado con hambre, y a la altura de sus miedos de no satisfacer sus necesidades. Al apropiarse de sus propios sentimientos y necesidades, se pierde el apego por ser escuchado en este momento y se satisfacen las necesidades en este momento.

Con la disminución del apego, el oyente no se siente exigido y puede escuchar más fácilmente a su pareja con franqueza. Tienen la oportunidad de ponerse en contacto con cualquier cosa que pueda estar obstaculizando su comprensión profunda. Tienen la posibilidad de reconocer cualquier cosa que pueda haber inhibido su capacidad de abrirse más al mensaje que les llega. Ambos socios tienen la oportunidad de obtener una gran victoria.

Una vez que se reduce el nivel de urgencia a través de la desaceleración, puede tener lugar una conversación más significativa. Con la nueva tranquilidad, puede tener lugar una escucha más profunda y una sensación de conexión que es calmante y satisfactoria. Tal intercambio lleva a una comprensión compasiva que allana el camino para un cambio positivo y duradero y una relación que prospera. Ahora no vale la pena desacelerar?

Related of "La situación es urgente"