La verdad sobre la soledad

La clave para eliminar los hábitos no saludables es eliminar las razones por las que los tiene. La soledad es una causa importante de muchos hábitos no saludables y enfermedades físicas [1]. La soledad no es tanto una falta de compañía, o falta de amabilidad, ya que es una percepción de aislamiento lo que afecta seriamente su salud. Los comedores compulsivos compulsivos y adictos a menudo recurren a los alimentos o a su droga de elección para aliviar la ansiedad que causa la soledad porque es un estresor severo en el cerebro debido a la biología, la evolución y nuestro instinto de supervivencia. [2-4]

Implicaciones Evolutivas

La conexión con los demás es un problema de supervivencia para los miembros de una especie social. Para los antiguos, la separación del grupo significaba una mayor vulnerabilidad a los depredadores, y un menor acceso a alimentos y oportunidades de apareamiento. Eso fue entonces; esto es ahora. Nuestros depredadores están en zoológicos o se han extinguido. Las circunstancias han cambiado, pero nuestra biología no. Mientras que la parte pensante de nuestro cerebro puede saber que hay pocas posibilidades de ataque de chacal, nuestro viejo cerebro de mamífero que regula el estrés del aislamiento no piensa. Su lema es: sobrevivir ahora y hacer preguntas más tarde, por lo tanto, luchar o huir. [5]

Eso se vuelve problemático porque es fácil para las complejidades de nuestra sociedad moderna confundir el viejo cerebro, especialmente el Área Tegmental Ventral (VTA). El VTA monitorea la satisfacción de nuestras necesidades vitales, como la crianza, los vínculos sociales y la alimentación. Debe confiar en la lectura de señales de eventos fisiológicos en el cerebro y el cuerpo. Por ejemplo, cuando tenemos relaciones sexuales usando anticonceptivos, el VTA cree que estamos reproduciendo porque los eventos fisiológicos que ocurren en nuestros cuerpos son los mismos que si estuviéramos apareándose. Por lo tanto, es feliz y libera dopamina (la droga feliz del cerebro). Si bien la vulnerabilidad del VTA a la lectura errónea de señales fisiológicas puede ser una ventaja en ciertos escenarios sexuales, es un inconveniente cuando se procesa la percepción de aislamiento social porque lo percibe como una evidencia de separación del rebaño, que interpreta como una grave amenaza de supervivencia. Por lo tanto, cuando esto ocurre, el VTA golpea el botón de pánico y lo sube a 12 o más, dependiendo de la persona. [6-15] Como todos los rasgos evolutivos, la subjetividad está involucrada por varias razones. Por ejemplo, algunas personas no perciben el aislamiento como estresante porque al hacerlo promueve la supervivencia de la especie, es decir, nuestros exploradores promueven la calidad de la vida humana. Los exploradores a menudo soportan el aislamiento. Sin embargo, la mayoría de nosotros no somos exploradores.

La percepción del aislamiento y las consecuencias para la salud

Numerosos estudios han demostrado que el estrés de la soledad es responsable de una miríada de problemas de salud que nos afectan incluso a nivel celular. [2, 16] Contribuye a la enfermedad de Alzheimer, así como a los trastornos del sueño. Es una causa importante de depresión y aumenta el riesgo de demencia y muerte prematura. [17-19] Un estudio también mostró que la soledad causa una sobreexpresión de genes en células que producen una respuesta inflamatoria al daño tisular en el corazón. [20, 21] Por lo tanto, la soledad en realidad puede romper su corazón, físicamente.

Dos de mis colegas, en UCLA, los Dres. Naomi Eisenberg y Matthew Lieberman, descubrieron que la percepción de exclusión utiliza la red de dolor en el cerebro. [22] La soledad afecta el funcionamiento ejecutivo porque el estrés reduce la disponibilidad de serotonina, que es vital en la función ejecutiva. Por lo tanto, afecta nuestra capacidad de controlar pensamientos, emociones e impulsos. La soledad conduce a comportamientos deficientes de salud porque promueve impulsos que no son saludables, pero que son agradables.

El Dr. John Cacioppo (Universidad de Chicago), un destacado investigador de la soledad, dice que la soledad fomenta "un mayor contenido de grasas y azúcar en la dieta, el alcoholismo, la adicción a las drogas y menos ejercicio". Por supuesto, eso es verdad. La soledad duele y la respuesta natural al dolor es buscar algo que nos haga sentir mejor. En un nivel neuroquímico que sería la endorfina natural del cuerpo; el cerebro percibe y procesa la soledad como si fuera un dolor físico. Por supuesto, ¿qué cerebro no quiere una inyección de dopamina cuando puede obtenerla? Para los comedores compulsivos en exceso, los adictos a las relaciones y los adictos a sustancias, sabemos cuál es la fuente más probable de esa dopamina.

Muy a menudo, la soledad no involucra a las personas que no son atractivas o socialmente desconectadas. Implica una percepción de que las conexiones sociales de uno no son válidas y viables. Por ejemplo, podría ser una persona gay que no se haya presentado con sus compañeros de trabajo. La percepción de estar aislado se vuelve tremenda, es decir, "realmente no saben quién soy". Estoy guardando un secreto Estoy solo ". No importa cuánto alcancen sus compañeros de trabajo a la persona, él o ella todavía se sentirán aislados. Muy a menudo, no es tan tangible como esa situación. Muy a menudo, es solo una percepción basada en la ansiedad de que uno "no pertenece" por la razón que sea. Recuerde, al determinar lo que es real, el viejo cerebro de mamífero no distingue entre realidad y percepción.

El cerebro también consolida y simplifica la información para el dominio de la competencia. [23-28] Por lo tanto, podría ser el aislamiento percibido que "nadie entiende" al cuidar a un cónyuge con una discapacidad, o un niño con capacidades diferentes que el VTA destila en "Estoy desconectado de la manada, estoy en crisis". Podría haber varias fuentes: riqueza extrema, poder, pobreza, belleza física o la antítesis de aquellos.

Podría ser el terror singular que siente una persona obesa, viviendo en un mundo en el que un tamaño no cabe en todos. Nada es más singular que las experiencias abusivas de la infancia. Independientemente de la razón, al final del día el aislamiento es doloroso. El dolor deforma nuestra perspectiva de una manera negativa y se produce una sinergia descendente.

Por lo tanto, la clave es recordar, a menos que esté solo en la estación de seguimiento del espacio lunar, el aislamiento es a menudo una percepción corregible.

Tengan un espléndido Año Nuevo y, por supuesto … ¡sigan siendo fabulosos y fenomenales!

Barra lateral : No es sorprendente que Psicología Hoy haya sido elegida recientemente como el mejor sitio web de Psicología; Sorprendentemente, fui elegido como uno de los "30 neurocientíficos más influyentes de la actualidad". Me siento muy honrado por esto, y realmente creo que esto se debe al apoyo inquebrantable de mis lectores y de Psychology Today. Entonces, esto realmente les pertenece más a ustedes que a mí. Gracias. – Billi

Haga clic aquí para recibir avisos de nuevas publicaciones por correo electrónico

Venga a visitar el Centro de UCLA para el Programa de Neurobiología de la Obesidad de Estrés

Haga clic aquí para visitarme en UCLA Center for the Neurobiology of Stress

Haga clic aquí para recibir Obesely-Speaking en FaceBook

Haz clic en ella para visitarme en The Huffington Post

Haga clic aquí para ver el Billi Club (Página Fan de Billi Gordon)

Haga clic aquí para seguirme en Twitter

Haga clic aquí para visitar al Dr. Gordon en línea

Referencias

1. Cacioppo, JT, et al., Soledad y salud: mecanismos potenciales. Psychosom Med, 2002. 64 (3): p. 407-17.

2. Cacioppo, JT, et al., La neuroendocrinología del aislamiento social. Annu Rev Psychol, 2014.

3. Cacioppo, JT, LC Hawkley, y RA Thisted, El aislamiento social percibido me entristece: análisis cruzados de 5 años de la soledad y la sintomatología depresiva en el Estudio de Salud, Envejecimiento y Relaciones Sociales de Chicago. Psychol Aging, 2010. 25 (2): p. 453-63.

4. Hawkley, LC y JT Cacioppo, Soledad y vías a la enfermedad. Brain Behav Immun, 2003. 17 Suppl 1 : p. S98-105.

5. McEwen, BS, Fisiología y neurobiología del estrés y la adaptación: papel central del cerebro. Physiol Rev, 2007. 87 (3): p. 873-904.

6. Fulton, S., et al., Regulación de la leptina de la vía de dopamina mesoaccumbens. Neuron, 2006. 51 (6): p. 811-22.

7. Gardner, EL, sistema de señalización endocannabinoide y recompensa cerebral: énfasis en la dopamina. Pharmacol Biochem Behav, 2005. 81 (2): p. 263-84.

8. Gardner, EL, potencial adictivo de los cannabinoides: la neurobiología subyacente. Chem Phys Lipids, 2002. 121 (1-2): p. 267-90.

9. Ikemoto, S., circuitería de recompensa cerebral más allá del sistema de dopamina mesolímbico: una teoría neurobiológica. Neurosci Biobehav Rev, 2010. 35 (2): p. 129-50.

10. Ikemoto, S. y RA Wise, Mapeo de zonas de activación química para recompensa. Neuropharmacology, 2004. 47 Suppl 1 : p. 190-201.

11. Joffe, ME, CA Grueter, y BA Grueter, sustratos biológicos de la adicción. Wiley Interdiscip Rev Cogn Sci, 2014. 5 (2): p. 151-171.

12. Joyce, EM, et al., Los efectos conductuales de los análogos de encefalina inyectados en el área tegmental ventral y el globo pálido. Brain Res, 1981. 221 (2): p. 359-70.

13. Kolb, B., IQ Whishaw, y D. van der Kooy, Desarrollo del cerebro en la rata recién decorada. Brain Res, 1986. 397 (2): p. 315-26.

14. Latagliata, EC, et al., La activación inducida por estrés de los receptores mu-opioides tegmentales ventrales reduce el tono de dopamina accumbens al mejorar la transmisión de dopamina en la corteza prefrontal medial. Psychopharmacology (Berl), 2014.

15. Loggia, ML, et al., Circuito cerebral alterado por recompensa / castigo relacionado con el dolor en la fibromialgia. Arthritis Rheumatol, 2014. 66 (1): p. 203-12.

16. Cacioppo, S., JP Capitanio, y JT Cacioppo, Hacia una neurología de la soledad. Psychol Bull, 2014. 140 (6): p. 1464-504.

17. Cacioppo, JT y S. Cacioppo, Relaciones sociales y salud: los efectos tóxicos del aislamiento social percibido. Soc Personal Psychol Compass, 2014. 8 (2): p. 58-72.

18. Cacioppo, S. y JT Cacioppo, descifrando las fuerzas invisibles de las conexiones sociales. Front Integr Neurosci, 2012. 6 : p. 51.

19. Coyle, CE y E. Dugan, aislamiento social, soledad y salud entre los adultos mayores. J Aging Health, 2012. 24 (8): p. 1346-63.

20. Cole, SW, et al., El análisis de origen de la transcripción identifica las células presentadoras de antígeno como objetivos primarios de la expresión génica regulada socialmente en leucocitos. Proc Natl Acad Sci USA, 2011. 108 (7): p. 3080-5.

21. Cole, SW, et al., Regulación social de la expresión génica en leucocitos humanos. Genome Biol, 2007. 8 (9): p. R189.

22. Eisenberger, NI, MD Lieberman, y KD Williams, ¿Duele el rechazo? Un estudio de FMRI sobre exclusión social. Science, 2003. 302 (5643): p. 290-2.

23. Abraham, AD, KA Neve y KM Lattal, Dopamina y extinción: una convergencia de teoría con circuitos de miedo y recompensa. Neurobiol Learn Mem, 2014. 108 : p. 65-77.

24. Aleksandrov, YI, Aprendizaje y memoria: enfoques tradicionales y de sistemas. Neurosci Behav Physiol, 2006. 36 (9): p. 969-85.

25. de Mello Bastos, JM, et al., Sustitución de la memoria farmacológica durante la re-consolidación: un único tratamiento inhibidor autorreceptor apomorfina administrado durante la re-consolidación de la memoria psicoestimulante reemplaza el condicionamiento psicoestimulante con la inhibición condicionada y revierte la sensibilización psicoestimulante. Behav Brain Res, 2014. 260 : p. 139-47.

26. Kishioka, A., et al., La consolidación de los recuerdos del miedo auditivo formado por estímulos débiles no condicionados requiere la activación del receptor NMDA y la síntesis de proteínas de novo en el cuerpo estriado. Mol Brain, 2013. 6 : p. 17.

27. Puckett, RE y FD Lubin, Mecanismos epigenéticos en la formación y el comportamiento de la memoria basada en la experiencia. Epigenomics, 2011. 3 (5): p. 649-64.

28. Stoppel, C., et al., Genes and neurons: ideas moleculares sobre el miedo y la ansiedad. Genes Brain Behav, 2006. 5 Suppl 2 : p. 34-47.

Related of "La verdad sobre la soledad"