"Leer en" las acciones de otros

No hace mucho tiempo estaba ocupándome de mi negocio esperando el metro cuando, de repente, en el otro extremo de la plataforma, un hombre comenzó agresivamente a empujar y gritar al hombre que estaba a su lado. Los espectadores rápidamente separaron a los dos, y todo se llevó a cabo demasiado lejos como para que supiera exactamente cuál era el problema, pero el episodio me dejó pensando: ¿Qué podría inferir sobre el hombre que hizo el empujón?

Al final, casi tres décadas de investigación en psicología social han abordado esta misma pregunta: ¿qué tipo de cosas las personas deducen espontáneamente sobre un extraño basado en una sola acción? En otras palabras, ¿de qué manera las personas van más allá de la acción en sí y "leen" información adicional? ¿Naturalmente la gente supondría, por ejemplo, que el "shover" en mi episodio del metro fue, por naturaleza, una persona agresiva?

En estudios ahora clásicos realizados en la década de 1980, Jim Uleman y sus colegas presentaron a los participantes una serie de oraciones en las que un actor realizaba una acción que implicaba cierto rasgo ("El bibliotecario ayudó a la anciana a llevar sus maletas al otro lado de la calle"). Tenga en cuenta que el rasgo "útil" está implícito en la oración, pero en realidad no se indica. Más tarde, los investigadores dieron a los participantes una prueba de memoria sorpresa para todas las oraciones que se habían presentado. En esta prueba, les dieron a los participantes una indicación de una palabra para cada oración. Algunas de estas señales fueron palabras que estaban relacionadas con un contenido particular en la oración (por ejemplo, "libros" podría ser una indicación para la oración anterior sobre el bibliotecario). Estas fueron llamadas "señales semánticas". Otras señales fueron términos de rasgos que uno podría haber inferido sobre el actor, pero nunca fueron mencionados explícitamente (por ejemplo, "útil"). Estos se denominaron "señales de rasgos". Los investigadores encontraron que las señales de rasgos ayudaron a los participantes a recordar las oraciones tan bien como las señales semánticas. ¿Qué significa esto? Indica que cuando las personas leen una oración sobre un actor, hacen más que solo procesar las palabras. También adjuntan espontáneamente un juicio sobre las presuntas cualidades del actor ("Debe ser una persona útil"). Esta vinculación del rasgo con la persona significa que cuando posteriormente piensas en la persona, el rasgo viene con ella. Una serie de estudios durante los años ochenta y noventa demostraron que las personas hacen esto sin siquiera darse cuenta de que lo están haciendo.

¿Pero qué más podría inferir la gente de la acción de alguien? ¿Las personas están limitadas a adjuntar adjetivos a las personas? Estudios más recientes han comenzado a proporcionar evidencia de que las inferencias espontáneas que las personas hacen basadas en la observación de una sola acción son sorprendentemente ricas y complejas, especialmente si se tiene en cuenta que gran parte de esto ocurre fuera de la conciencia.

Por ejemplo, en estudios recientes, Andrew Todd, Daniel Molden, Jaap Ham y Roos Vonk se preguntaron si las personas también podrían sacar conclusiones sobre aspectos de la situación que podrían haber contribuido al comportamiento del actor. Por ejemplo, cuando vi el incidente de la plataforma del metro, ¿inferí también que el empujón había sido provocado por el empujón? Para abordar esta cuestión, en un estudio, Todd et al. El equipo mostró una serie de oraciones en la pantalla de una computadora que implicaban algo sobre el rasgo del actor y algo sobre la situación. Entre cada frase, la computadora presentaba una cadena de letras; en algunos casos, la cadena era una palabra real en inglés; en otros casos, no tenía sentido. Los participantes fueron instruidos para presionar una tecla "sí" cada vez que la cadena de letras era una palabra real y una tecla "no" cuando no era así. La computadora midió, en milisegundos, cuánto tiempo les llevó a los participantes realizar estos juicios de palabras / no palabras.

¿Qué encontraron? Los participantes fueron más rápidos para juzgar las palabras que eran rasgos implícitos en una de las oraciones que las palabras que no eran rasgos. Hasta ahora, esto es consistente con Uleman et al. Estudios: cuando los participantes leían cada oración, parecían ir más allá de la acción superficial e inferir algún rasgo subyacente sobre el actor, y esto hacía que estas palabras fueran mucho más fáciles de identificar. (Después de todo, esta sería la segunda vez en poco tiempo que la mente se encuentra con este rasgo). Pero Todd et al. grupo encontró algo más: los participantes también respondieron más rápido a las palabras que tenían que ver con la situación que las palabras de control. De hecho, respondieron con la misma rapidez a las palabras "situacionales" que a las palabras "características". Esto fue una evidencia de que, de hecho, las personas no solo agregan un adjetivo al actor; características de la situación que podrían haber contribuido a la acción también saltan a la vista instantáneamente.

Ahora, en muchos casos, una explicación que invoca el rasgo del actor puede entrar en conflicto con una explicación que invoca la situación. Por ejemplo, ¿falló el alumno el examen debido a su rasgo de estupidez o por el hecho de que el examen fue realmente difícil? Estas dos explicaciones tienen implicaciones opuestas para su opinión sobre el alumno. Entonces, ¿cómo es que las personas parecen ser capaces de activar explicaciones contradictorias para la misma acción? La respuesta parece ser que las personas participan en un proceso de varias etapas. En primer lugar, generan una gama de explicaciones plausibles antes de decidirse finalmente por la única opción que mejor caracteriza lo que está sucediendo. Estudios como los de Todd et al. parece atrapar a la gente en el momento exacto en que todas las opciones explicativas están sobre la mesa, pero no ha surgido ningún competidor líder.

¿Cuál es la importancia de este tipo de hallazgos? Primero, habla de la increíble velocidad y sofisticación de nuestras primeras impresiones. (De hecho, la mayoría de las publicaciones de este blog ilustran de alguna forma o forma qué parte de nuestra opinión acerca de alguien se forma en el primer segundo). Incluso puede ser que la selección natural favorezca a los humanos que podrían generar de manera instantánea y automática un rico retrato de otra persona. Dado lo vital que debe haber sido para la supervivencia de nuestros antepasados ​​prehistóricos hacer predicciones matizadas y precisas sobre otras personas, tiene sentido que los humanos se vuelvan bastante expertos para plantear instantáneamente y sopesar múltiples explicaciones potenciales para la acción de una persona.

Referencias
Todd, AR, Molden, DC, Ham, J., y Vonk, R. (en prensa). La activación automática y concurrente de múltiples inferencias sociales, Journal of Experimental Social Psychology, doi: 10.1016 / j / jesp.2010.08.006.

Winter, L. y Uleman, JS (1984). ¿Cuándo se hacen los juicios sociales? Evidencia de la espontaneidad de las inferencias de rasgos. Revista de Personalidad y Psicología Social, 47, 237-252.

Related of ""Leer en" las acciones de otros"