Negocios: el presidente Obama y el liderazgo transformador

En los últimos dos años, hemos visto lo que algunos han llamado una demostración transformadora de liderazgo. Este proceso culminó el 20 de enero con la inauguración de Barack Obama como el 44º presidente de los Estados Unidos. Independientemente de si está de acuerdo o no con su política (y Prime Business Alert! Es decididamente independiente), debe respetar su viaje y apreciar sus capacidades de liderazgo. También puede aprender mucho sobre el liderazgo efectivo y el rendimiento sostenido y de alto nivel mediante el estudio de su ascenso meteórico e improbable.

Desde sus humildes comienzos, teniendo que prevalecer sobre las "desventajas" duales de la raza y la falta de padre, y superar dos de las fuerzas políticas más formidables de la historia (los Clinton y el Partido Republicano), el presidente Obama nos mostró una persona con imaginación, determinación, y la fe podría superar incalculables probabilidades y elevarse a la oficina más alta y más poderosa del mundo. Durante toda su candidatura, exhibió las cualidades de liderazgo que llevaron a este logro histórico:

  • El presidente Obama vio oportunidades donde otros vieron obstáculos;
  • Vimos soluciones donde otros vieron problemas;
  • Hade confianza cuando los demás tenían dudas;
  • Se resolvió cuando otros vacilaron;
  • Fue disciplinado cuando otros eran laxos;
  • Se mantuvo tranquilo cuando otros entraron en pánico;
  • Tenía esperanza cuando otros perdieron la fe;
  • Y, finalmente, vio la posibilidad de que otros no vieran ninguna.

El presidente Obama estableció varios elementos esenciales en su campaña. Primero, afirmó su liderazgo al dejar claro quién estaba a cargo, qué mensajes se comunicarían y su compromiso con esos mensajes. Al mismo tiempo, estaba abierto a las ideas y dispuesto a adaptarse cuando se le presentaba una razón convincente para hacerlo. En segundo lugar, estableció la psicología de su campaña, asegurándose de que fuera positiva, proactiva y enfocada. En tercer lugar, creó activamente una cultura de integridad, apertura y determinación que impregnó toda su organización de campaña. Estos mensajes específicos y la forma en que los transmitió son poderosas lecciones para usted en su rol de liderazgo en su compañía.

El presidente Obama también convenció a millones de estadounidenses individuales de que ellos también podrían alterar su propia historia personal y futuro. Vimos la fuerza de este mensaje en entrevistas con afroamericanos que vivieron la segregación y el movimiento por los derechos civiles y en las voces de esperanza y posibilidad de los jóvenes afroamericanos que vieron lo que antes era inconcebible ahora era una realidad y que si él podría mover montañas, así podrían ellos. Y este mensaje reverberó a través de la edad racial, el género y las líneas étnicas. El presidente Obama nos mostró que, en un mundo donde el statu quo tenía una inercia aparentemente inamovible, el cambio podía ocurrir. Y en un mundo que muchas veces parece estar fuera de control, dio a muchos el coraje de abrazar la "audacia de la esperanza".

Este mensaje de posibilidad y empoderamiento personal del presidente Obama conmovió a la gente y causó una avalancha imparable de apoyo que lo impulsó a la presidencia. Este mismo mensaje puede ayudar a sus empleados a alcanzar los objetivos propios y de su empresa y llevar su desempeño, productividad y rentabilidad a un nuevo nivel.

El presidente Obama también nos mostró que las personas desconectadas con una visión común podrían fusionarse en una fuerza formidable. Su vida y sus palabras inspiraron a millones de estadounidenses que antes no se involucraban para entrar en la arena política y defender lo que creían. Pero, a pesar de lo que mucha gente piensa, la inspiración no es su mejor regalo. Las verdaderas fortalezas del presidente Obama no son solo para inspirar, sino también para informar y transformar. Le dio a la gente la información y las herramientas que necesitaban para enfocarse y dirigir su inspiración. Y luego transformó esa inspiración e información en acción. Al explotar los medios de baja tecnología (botas en el suelo) y de alta tecnología (Internet), creó lo que sin duda fue la campaña política más poderosa de la historia.

Como líder, puede unir a su equipo corporativo de la misma manera. Primero, cree una visión compartida de lo que su equipo quiere lograr. Hacer esto un esfuerzo de colaboración aumenta la "aceptación" y la propiedad. En segundo lugar, brinde a su equipo el conocimiento que necesita para hacer su trabajo de forma individual y colectiva lo mejor que pueda. Tercero, bríndeles los recursos para convertir su inspiración e información en acción.

El presidente Obama ahora enfrenta la prueba más desalentadora de sus habilidades de liderazgo mientras intenta forjar un sentido de unidad, donde otros lo han intentado y fracasado, en una cultura política que tiene muchas facciones políticas, económicas y culturales. ¿Puede inspirar, informar y transformar a aquellos que tienen desacuerdos fundamentales con él? Para hacerlo, tendrá que ordenar todas sus notables habilidades de liderazgo. En este momento de crisis, sus obsequios de oratoria pueden inspirar a todos los estadounidenses a dejar de lado pequeñas preocupaciones y trabajar juntos para superar los desafíos actuales en el hogar y en el extranjero. Esta capacidad implica enmarcar cuestiones divisivas en términos que trascienden ideologías específicas y se centran en temas universales más amplios. Comenzó este proceso en su discurso inaugural cuando declaró: "Nos reunimos porque hemos elegido la esperanza sobre el miedo, la unidad de propósito sobre el conflicto y la discordia".

El mismo tipo de divergencia de puntos de vista también puede perjudicar a una empresa. La capacidad de inspirar a sus empleados, reunirlos en torno a una causa compartida, demostrar respeto por todas las perspectivas y encontrar puntos en común es una habilidad esencial para proporcionar liderazgo a una empresa exitosa.

La presencia segura, calmada y dominante del presidente Obama en estos tiempos difíciles puede inspirar confianza de que tiene los mejores intereses de Estados Unidos en su corazón a pesar de las diferencias de política. Su respetuoso respeto por los diversos puntos de vista y la disposición a escuchar a los demás también pueden alentar a los "menos" a aceptar a los menos dispuestos a hacerlo. Y sus respuestas reflexivas y de gran alcance a los problemas que afectan a todos los estadounidenses pueden convencer incluso a aquellos que podrían resistir, como mínimo, darle la oportunidad de demostrar que tiene razón.

Del mismo modo, un estilo de liderazgo corporativo que sea autoritario, empático y confiable, puede reducir las llamas del conflicto y alentar a las personas con ideas diferentes a abrirse a los puntos de vista de los demás y estar dispuesto a encontrar un compromiso para el bien del individuo y la empresa .

En el mundo de los negocios, hay lecciones profundas que aprender al estudiar las capacidades de liderazgo del presidente Obama. Al aplicar sus habilidades y estrategias a su trabajo, puede crear su propia experiencia de liderazgo transformador que puede ayudarlo a usted y a su empresa a lograr sus objetivos.

Related of "Negocios: el presidente Obama y el liderazgo transformador"