No te gusta lo que ignoras

Billboard

El mundo es un lugar ocupado Conduciendo por la autopista, hay autos en la carretera que necesita rastrear. También hay otras cosas menos esenciales que llaman su atención, como pegatinas para el auto, vallas publicitarias y letreros de tiendas en la carretera. La web también es densa con información. Leer las noticias en su navegador crea una competencia entre la historia que está leyendo y otra publicidad en el sitio.

Cuando las personas anuncian, deben hacer una de las dos suposiciones sobre por qué esa publicidad funcionará.

Una suposición es que cuando pones algo en el mundo, eventualmente la gente lo verá. Cuando lo miran, eso proporciona al anunciante un canal para la persuasión. Esta vista es la base de esa molesta cartelera que dice: "¿Funciona la publicidad? ¡Acaba de hacer!"

Una segunda suposición es que incluso si las personas no miran el anuncio específicamente, pueden verse afectadas por el anuncio. He escrito en el pasado sobre el mero efecto de exposición . La mera exposición (inicialmente observada por Robert Zajonc) es la idea de que cuando encuentras algo una vez, hace que sea más fácil pensar en él en el futuro. En general, nos gustan las cosas que nos parecen fáciles de pensar. Es por eso que tiendes a preferir una canción más la segunda y tercera vez que la escuchas que la primera vez. Con la publicidad, ver el logotipo de una marca puede hacer que te guste más la marca simplemente porque el logotipo se vuelve más familiar.

Sin embargo, también hay un inconveniente al ver un anuncio en un entorno concurrido. Tus ojos están constantemente en movimiento. Su sistema visual toma decisiones sobre qué mirar en función de lo que está tratando de hacer en este momento. Digo que su sistema visual toma estas decisiones, porque a menudo desconoce qué lo impulsa a mirar una cosa en lugar de otra.

Cuando maneja, por ejemplo, a menudo debe dirigir su atención a los otros autos en la carretera. Como resultado, debe alejar su atención de los objetos que compiten, como las vallas publicitarias.

Un artículo de Jane Raymond, Mark Fenske y Nader Tavassoli publicado en Psychological Science en 2003 sugiere que cuando apartas tu atención de un objeto a favor de otra cosa, eso puede afectar cuánto te gusta ese objeto.

En este trabajo, hicieron que la gente mirara pares de imágenes colocadas una al lado de la otra. Algunas de las imágenes estaban formadas por cuadrados pequeños, mientras que otras estaban formadas por pequeños círculos. En algunas partes del experimento, las personas tenían que identificar qué lado tenía la imagen formada por cuadrados. En otras partes del estudio, la gente tenía que identificar de qué lado tenía la imagen compuesta de círculos. Después de cada respuesta, a las personas se les mostró una de las imágenes y se les preguntó qué tan alegre era.

El resultado clave de estos estudios es que las personas encontraron que los artículos que seleccionaron eran más alegres que los que tenían que ignorar. Es decir, solo elegir un elemento sobre otro en una tarea no relacionada hizo que algunos de los objetos se sintieran más atractivos.

¿Qué significa esto para ti?

Debido a que el mundo es un lugar ocupado, siempre tendrá que elegir algo para mirar. Cuando navegas por la web, probablemente trates de enfocarte en la historia que estás leyendo en ese momento o en el video que se está reproduciendo. Si hay anuncios en la parte superior o en los lados de la página que son molestos, entonces se desvive por no mirarlos. Al ignorar activamente esos anuncios, en realidad puede hacer que le gusten menos los productos publicitados.

Sigueme en Twitter.

Related of "No te gusta lo que ignoras"