Periodistas, médicos, todos: vamos a hacerlo bien

Vamos a hacerlo bien. Las vidas dependen de eso.

Hay, sin duda, toneladas de teorías complejas y explicaciones contradictorias cuando se trata de enfermedades mentales y diagnósticos. Discutir la salud mental materna no es una excepción. Las definiciones son borrosas, la investigación no siempre es consistente con lo que vemos en la práctica clínica, los expertos cuestionan las clasificaciones existentes, y quizás, sobre todo, lo que está impreso en palabras no necesariamente es cierto para la experiencia de cualquier mujer en particular. Por lo tanto, las explicaciones siguen siendo ambiguas y abiertas a la interpretación.

¿Qué es la depresión posparto?

Cuando una historia trágica (alerta de activación) salpica los titulares, nuevamente participamos en una conversación nacional informando diagnósticos y definiciones; exploramos significados e implicaciones que tienen un profundo significado. Los medios de comunicación, ávidos de exposición, generalmente plantean la pregunta de si estas desgarradoras catástrofes son el resultado de la "depresión posparto". Sin importar cuán bien intencionadas, esta referencia dirige erróneamente nuestra atención y se centra en la enfermedad equivocada.

No hay muchos absolutos en este campo de estudio. Los problemas de salud mental siempre se malinterpretan y se malinterpretan. He aceptado que esta falta de claridad viene con el territorio y he intentado, durante tres décadas, ser un vocero en nombre de lo que sabemos. Y para ser justos, más recientemente, algunos periodistas están empezando a hacerlo bien. Algunos diferencian correctamente entre la depresión posparto y la psicosis posparto. Este es un gran paso en la dirección correcta.

Recientemente, hubo un estudio impresionante (Woolhouse) que planteó preguntas importantes sobre si nuestras prácticas actuales de salud mental y atención primaria para las madres son en realidad suficientes. La investigación concluyó que la proporción de mujeres que sufren depresión es MAYOR entre las madres de cuatro años, que entre las madres dentro de los primeros 12 meses después del año del parto. Esta es información enorme y nos recuerda que no hemos terminado de prestar atención a la salud mental de la madre después del primer año posparto.

No es de extrañar que Internet haya terminado y el estudio se publique para que el público en general vea que expandimos nuestro conocimiento sobre las necesidades de salud mental de las madres. Esto es maravilloso.

Sin embargo, esta mañana, leí este artículo sobre el tema: la misma gran información, la misma investigación, las mismas referencias al gran significado de esta investigación, todo lo mismo.

Excepto por una cosa. El título de este artículo en particular: "Los bebés azules son más propensos después de cuatro años de parto".

De Verdad?

Lea las palabras. "¿Cuatro años de parto?" De acuerdo, les daré un descanso. Querían decir: "Cuatro años después del parto". Error honesto.

Sin embargo, más inquietante: "Baby Blues".

Baby blues? ¿Cuatro años "de" o después del parto? Vamos. Es hora de aclarar esto.

Aunque puede parecer irrelevante, si no quisquilloso resaltar las palabras inapropiadas elegidas para un artículo, habla de un patrón generalizado de desinformación que infecta el acceso público a la información.

Seamos claros sobre lo que sabemos:

1) Baby blues SÓLO ocurre durante las primeras 2-3 semanas después del parto.

Baby blues se refiere a un evento transitorio impulsado por hormonas, limitado en el tiempo, marcado por labilidad emocional, ansiedad y tristeza, alternando con períodos de alegría y excitación, fatiga e irritabilidad. Esto se considera una experiencia "normal" después del parto, y ocurre en casi el 80 por ciento de todas las nuevas madres. No es necesario ningún tratamiento y estos leves sentimientos de angustia se resuelven por sí solos. Si los síntomas que parecen ser o se sienten azules, duran más de 2 o 3 semanas, no son melancolía.

Los médicos, proveedores de atención médica, periodistas y otros profesionales dedicados a mantener y mejorar la salud materna deben aprender y recordar esto. Si los síntomas que parecen ser de color azul duran más allá del marcador de 2-3 semanas, ya no son los bebés azules. Puede ser otro trastorno del estado de ánimo o de ansiedad postparto y requiere una evaluación exhaustiva.

2) Las mujeres con depresión posparto no matan a sus bebés.

Las mujeres con depresión posparto (tristeza, culpa, ansiedad, fatiga, llanto, irritabilidad, desesperanza, insomnio) hacen todo lo posible para proteger a sus hijos. En realidad, las mujeres con depresión posparto son mucho más propensas a suicidarse y el potencial de suicidio es alto cuando los síntomas son graves. Hay depresión posparto leve, depresión posparto moderada y depresión posparto severa, según la intensidad de los síntomas y el nivel de angustia. La depresión posparto severa no es lo mismo que la psicosis posparto.

Las mujeres con psicosis posparto, que es una enfermedad distinta de la depresión posparto, pueden (de manera increíble) ocultar hasta cierto punto sus síntomas de psicosis (alucinaciones, creencias extrañas, paranoia, delirios). Los familiares, amigos y proveedores de atención médica deben estar atentos si se sospecha de psicosis o si está en riesgo. Los síntomas son agresivos y siempre son una emergencia.

¿Por qué es tan urgente que lo hagamos bien? Porque las mujeres tienen miedo. Las mujeres están confundidas. Cuando los medios y sus propios médicos no están claros, ¿cómo podemos esperar que encuentren consuelo en la atención que están recibiendo o en las palabras que están leyendo?

A medida que aumentamos la conciencia, podemos, inadvertidamente, aumentar la ansiedad si no tenemos cuidado. Aquellos de nosotros que trabajamos en este campo, en cualquier capacidad, tenemos la responsabilidad de ser claros acerca de lo que estamos diciendo y cómo lo estamos diciendo. Ser informado. Haz tu tarea. Hay mucho en juego.

copyright 2014 Karen Kleiman, MSW

crédito de fotografía

Related of "Periodistas, médicos, todos: vamos a hacerlo bien"