Piedra angular de la recuperación del trastorno alimentario

Es natural sofocar las emociones negativas. ¿Por qué demonios alguien elegiría experimentar emociones que probablemente los haga sentir mal? "La respuesta es simple y doble.

Primero, sentimos emociones todo el tiempo, lo queramos o no.
Si aceptamos la idea de que somos impulsados ​​por nuestras necesidades básicas y la búsqueda de relaciones seguras y amorosas, entonces no podemos vivir sin o negar nuestras emociones. Las emociones y las interacciones emocionales son un aspecto natural y vital de nuestra existencia, uno que no puede ser anulado por la desviación o la negación. Las emociones no experimentadas e inexpresadas, simplemente encuentran otras formas de darse a conocer.

Los trastornos alimenticios son adaptativos. Son, en buena parte, los intentos de encontrar una manera de hacer frente, compensar, calmar y adaptarse a las demandas y factores estresantes internos y externos.

Considere que las emociones negativas necesitan una salida. El corte y el atracón cíclico, las purgas, el hambre o el abuso de sustancias son puntos de venta. Estas formas de expresión emocional pueden parecer radicales y, de hecho, los puntos de venta que cualquiera de nosotros utiliza para los sentimientos que de otra manera no tienen voz varían enormemente. Una persona puede sentirse ansiosa o deprimida, enfermarse o tener respuestas de comportamiento como beber, apostar, ir de compras o trabajar demasiado. Una persona puede desarrollar un trastorno alimenticio. Todos estos son métodos a los que podemos recurrir cuando la expresión libre de emociones está prohibida, negada, evitada o inaccesible.

¿Por qué te sientes mal?

Un punto importante para recordar es que las emociones no pueden dañar la forma en que algunas de las conductas descritas anteriormente pueden hacerlo. La elección es a veces entre sentir y dar voz a las emociones con palabras o rellenarlas y dejarlas salir a la superficie por su propia cuenta. El primero suele ser mucho menos doloroso y destructivo, aunque sentir emociones intensas puede dar miedo y se percibe como algo peor que los síntomas o las conductas destructivas. Tan difíciles y poderosas como pueden ser las emociones negativas, no harán daño de la misma manera que los trastornos de la alimentación, las adicciones u otras conductas similares. De hecho, permitir que los sentimientos salgan a la luz es un paso esencial en la recuperación de un trastorno alimentario. Purgar las emociones es el objetivo, no la comida. Expresar emociones es el objetivo, no restringir o rellenar alimentos.

El miedo al autodescubrimiento, descubrir viejas heridas y relacionarse con sentimientos dolorosos es suficiente para hacer que cualquiera se muestre reacio a buscar ayuda. Trascender esta resistencia hace posible la recuperación de un trastorno alimentario en particular.

Dónde empezar.

Desarrollar un lenguaje de emociones es posible en la mayoría de las circunstancias. El restablecimiento de la conexión o la identificación de emociones por primera vez sirven como piedra angular para comprender las motivaciones detrás del comportamiento. Identificar la motivación consciente o inconsciente permite una toma de decisiones sensata. La comprensión es conocimiento y el conocimiento es poder.

Este es un ejercicio que a veces uso para ayudar a pacientes y familiares a identificar, experimentar y comunicar emociones. (Scheel. Cuando la comida es una familia: un enfoque amoroso para sanar los trastornos de la alimentación. Idyll Arbor, Inc. 2011.)

¿Con qué frecuencia te preguntas acerca de tus sentimientos?

¿Puedes identificar cómo te sientes en general?

¿Qué tan bien puedes identificar y expresar sentimientos o experiencias negativas?

¿Adoptas un enfoque de "arreglarlo" al manejar los sentimientos difíciles que tienes? ¿Cuáles han sido los efectos?

¿Qué tan bien puede tolerar sentirse triste o enojado, sin tratar de arreglar sus sentimientos o distraerlos?

¿Es difícil permitirse estar triste, enojado, asustado o solo?

¿Qué tan bien puedes permitirte sentir tus sentimientos, no importa cuáles sean?

¿Sabes cómo te sientes cuando experimentas decepciones, errores o fallas en tu vida? Si es así, ¿cuáles son estos sentimientos?

¿Cómo sería si te permitieras a ti mismo y a aquellos que amas sentir tristeza, enojo, dolor o desilusión sin hacer o decir nada para arreglar o minimizar los sentimientos?

¿Puedes aceptar lo que otros tienen que decir, especialmente si se trata de ti?

Las emociones son generalmente la primera respuesta que tenemos a situaciones, personas y experiencias. Los pensamientos conscientes y los procesos inconscientes se hacen cargo de las emociones. A veces, el comportamiento o los síntomas combaten o expresan emociones, es decir, trastornos de la alimentación. La psicoterapia, en particular la psicoterapia psicodinámica e interpersonal, junto con un plan de tratamiento conductual y cognitivo sólido brindan la oportunidad de explorar las emociones. La conciencia psicológica, la reparación relacional y la recuperación sintomática se anticipan como resultado de dicha exploración.

Related of "Piedra angular de la recuperación del trastorno alimentario"