¿Podrían los Beatles haberse quedado juntos con la mediación?

Wikimedia Commons
Fuente: Wikimedia Commons

Para muchos jóvenes que crecieron en los años sesenta, una de las experiencias más desgarradoras fue la separación de los Beatles. Fue una introducción dolorosa a las ambigüedades ásperas de la adultez.

¿Por qué sucedió? ¿Hubo alguna forma en que podría haberse evitado?

Mi experiencia personal me da una perspectiva interesante sobre estas preguntas. Primero, soy un mediador profesional y he estado involucrado en el proceso de resolución de conflictos durante los últimos veinte años. En segundo lugar, durante varios años antes de eso, estaba en el negocio del entretenimiento, donde me familiaricé con la compleja dinámica de los grupos de rock. (Yo era escritor para el programa de televisión The Monkees).

Entonces, permítanme volver a nuestra pregunta anterior, "¿Hay alguna forma en que la división podría haberse evitado o pospuesto?" Mi propia respuesta personal es, sí, creo que podría.

En primer lugar, la naturaleza de los grupos de rocas, especialmente los de gran éxito, es que tienen una ecología muy singular. El metabolismo de la dinámica interpersonal de un grupo se acelera mucho. Si se inicia un malentendido o una disputa, casi instantáneamente puede convertirse en una pelea en toda regla. Y en ese momento, a menudo es demasiado explosivo para tratar.

En el caso de los Beatles, se ha escrito y grabado mucho material sobre las relaciones e interacciones entre los cuatro. Hay muchas discusiones sobre esas relaciones que han sido transmitidas en las entrevistas que Paul ha dado a lo largo de los años. Una de las más famosas fue su sesión con Sir David Frost, el 11 de octubre de 2012. En sus diferentes entrevistas, Paul a menudo ha hablado con franqueza sobre las relaciones en el grupo antes de la separación.

Una de las principales fuentes de tensión en el grupo fue la rivalidad entre John y Paul. Fue una fuente de gran energía creativa para la escritura de sus canciones, por supuesto, pero también alimentó una tensión constante e hirviendo dentro del grupo. Era una situación muy volátil, solo esperando que una chispa provocara una explosión.

Esa chispa vino en la forma de Yoko Ono.

Cuando John trajo a Yoko Ono a la mezcla, su presencia tuvo un gran efecto desestabilizador en el grupo. Era una artista de vanguardia comprometida y tenía una gran variedad de valores y actitudes que eran muy ajenos al resto del grupo, que habían crecido todos en el mismo barrio de Liverpool. El conflicto estalló casi de inmediato, y en poco tiempo una división fue casi inevitable.

Entonces, para volver a nuestra pregunta original, ¿podría la mediación haber evitado esta división y cómo podría haber operado en el contexto de los Beatles?

Un gerente, como Brian Epstein, reconociendo la inestabilidad inherente de la vida de un grupo musical, podría haber traído un mediador al principio, para estar disponible de forma continua para los miembros del grupo. Solo para pasar el rato informalmente.

Antes de que surja algún problema.

El papel del mediador en esta primera etapa no habría sido evidente. Habría sido para ayudar a construir buenas relaciones dentro del grupo, y con otros participantes, y solo ser observador, consciente y disponible. Una función importante para el mediador en este punto también sería ayudar a los miembros del grupo a comenzar a desarrollar reglas básicas sobre cómo abordarían cualquier conflicto o desacuerdo que pueda surgir.

Arreglar las cosas, planear previamente, establecer reglas básicas, tener un marco para lidiar con los conflictos grupales; estas cosas son todas claves. Sin ellos, traer nuevas ideas o nuevas personas a la mezcla grupal puede desestabilizar enormemente. Y eso es exactamente lo que sucedió cuando John trajo a Yoko Ono.

El problema no era tanto la propia Yoko Ono. Un gran problema fue cómo la trajeron. De todos los informes y pruebas anecdóticas, John de ninguna manera preparó al resto del grupo para Yoko. Durante mucho tiempo ella no estaba allí, y luego, de repente, lo estaba. Y su entrada al grupo creó un choque cultural sísmico.

Entonces, ¿podría un mediador haber ayudado a The Beatles a permanecer juntos? Creo que definitivamente es posible. Un mediador, como miembro permanente del personal aceptado, podría haber proporcionado algunas herramientas de resolución de conflictos y haber ayudado a preparar al grupo para la presentación de Yoko Ono. Un mediador también podría haber ayudado a calmar parte del nerviosismo en la competencia entre John y Paul.

En último análisis, sin embargo, los cuatro Beatles eran todos seres humanos únicos, cada uno involucrado en su propia evolución personal. Creo que la mediación podría haber hecho posible que los cuatro continuaran su crecimiento individual por un tiempo más dentro del contexto de los Beatles.

¡Lo único cierto es que los cuatro estuvieron juntos durante unos momentos gloriosos que nos han bendecido a todos con la música más maravillosa de nuestra era moderna!

Copyright David Evans

Related of "¿Podrían los Beatles haberse quedado juntos con la mediación?"