¿Por qué la conciliación del equilibrio entre el trabajo y la vida puede hacernos estresar?

Pixabay
Fuente: Pixabay

¿Risitas cuando escuchas el término ' equilibrio trabajo-vida' ? Como si. Esa esquiva zona Zen puede provocar ansiedad, especialmente para aquellos de nosotros cuyo perfeccionismo nos dice que si lo intentamos más, lo encontraremos. Después de 55 minutos de tratar de relajarme en la clase de yoga, finalmente encontré casi 6 segundos completos de tiempo de enfoque desenfocado antes de que mi mente volviera a la pila de tareas que me esperaban en el momento en que enrollé mi colchoneta. La capacidad de atención promedio de hoy es de 8 segundos, así que estaba cerca. Un buen esfuerzo, considerando todo.

¿El "equilibrio" es una falacia? Quizás te estreses con la mención. El término puede tomar un tono vergonzoso, como si fuera solo una cuestión de pura voluntad individual y no estuviera en absoluto conectado con nuestros arcaicos entornos de trabajo donde la "calidad de vida" es un mito. El "equilibrio" se convierte en una cosa más con la que creemos que no estamos de acuerdo. Pasamos por alto que nuestro mundo del trabajo se ha convertido en un negocio arriesgado para todos nosotros.

Riesgo de vida laboral. Caos de la vida laboral. Derrame de la vida laboral. Trabajo-vida quemado. Más como eso.

Un estudio de la Asociación Estadounidense de Psicología revela que 1 de cada 5 de nosotros no se da cuenta de la magnitud de nuestro estrés hasta que físicamente muestra síntomas. Las salas de emergencia están inundadas de gente que tiene ataques cardíacos o pseudo-ones que se convierten en episodios de pánico. En Nueva York y Los Ángeles, los ataques cardíacos se consideran lesiones relacionadas con el trabajo.

Estamos abatidos hasta el punto de un daño grave, y con frecuencia no nos damos cuenta de la gravedad hasta que nuestros cerebros y cuerpos lloran "Tío", y estamos sentados en la sala de espera. Un amigo mío cuya sobredosis suprarrenal la llevó al hospital me dijo que los tres días libres eran como unas mini vacaciones. Ella dijo que incluso se sentía un poco más equilibrada. Ayúdanos.

La presión está llegando a nosotros, con el estrés laboral tomando la torta como la principal fuente de conflictos para los adultos en los Estados Unidos. Estamos tratando desesperadamente de encontrar el equilibrio en el desequilibrio. Tal vez sean las políticas y condiciones institucionales y sociales las que necesiten una recalibración, no solo que busquemos un equilibrio mítico en nuestras colchonetas de yoga.

Pocos de nosotros estamos en una situación en la que hay mucho para dar. Las vacaciones pagadas y los días de vacaciones son escasos, y la propuesta de tomarse un descanso puede ser estresante debido al inevitable juego de recuperación que nunca ganaremos. No siempre podemos mover a los elefantes en las habitaciones de nuestra oficina, los aspectos obstinados, grandes y, a menudo no expresados, de nuestras organizaciones y cultura en general que chupan nuestra sangre vital. Nuestra búsqueda de la productividad y la eficiencia acaba por pisotear nuestra alegría y creatividad, las mismas cosas que necesitamos para informar nuestro trabajo.

El nivel de responsabilidades y demandas parece ineludible: forman parte del conjunto de riesgos laborales que enfrentamos hoy. Pero las ideas superficiales sobre el equilibrio nos están dejando desprotegidos en lugar de llegar a un lugar mejor.

Los peligros a veces son intangibles, no vemos las largas horas, el ritmo frenético y la adrenalina constante como algo inusual. La mayoría de nosotros hemos trabajado a un ritmo vertiginoso durante el tiempo que podemos recordar, e incluso disfrutamos de los beneficios: la sensación de logro, orgullo e identidad que aporta. Eso es lo que hace que protegernos a nosotros mismos sea un poco más complicado que trabajos en los que los riesgos industriales están claramente establecidos y contabilizados.

Los trabajadores de la construcción, por ejemplo, se considerarían insensatos al ingresar a sitios de trabajo sin sus cascos y gafas protectores. OSHA trabaja arduamente para prevenir los accidentes más comunes conocidos como los "cuatro fatales": caídas, electrocuciones, ser golpeado o inmovilizado. Los trabajadores tienen que ponerse su equipo de protección, pero no se detiene allí. Los que están a cargo también necesitan crear condiciones seguras, y son penalizados cuando no lo hacen.

Pixabay
Fuente: Pixabay

Es posible que no corramos el riesgo de ser aplastados o golpeados por objetos que caen, pero las enfermedades relacionadas con el estrés están causando estragos en millones de personas. E incluso con el equipo adecuado, es probable que los sitios de trabajo peligrosos nos dañen. Juntos, los empleados y los empleadores deben protegerse contra nuestra propia versión de los "cuatro fatales": riesgos para la salud, sobrecarga suprarrenal, derrames constantes y agotamiento.

Aquí hay un comienzo:

1. Ponte el casco. El cuidado personal es nuestro "casco", la protección que necesitamos para evitar ser golpeados por el estrés. La investigación muestra que cuando priorizamos nuestros cerebros, cuerpos y espíritus, sentimos y hacemos mejor. La negligencia conduce a la desmoralización, el agotamiento y la mala salud. No se presente a trabajar sin protección. Traiga sus estrategias preferidas: micro breaks, reuniones a pie, mantras positivos, establecer límites y conectarse con sus compañeros de trabajo.

2. Habla alto. Si su cultura organizacional está chupando la vida de las personas buenas, vea qué se puede hacer. Dígales rígido, 24-7, siempre encendido, sin tiempo de por vida no funciona. Muéstrales los datos. Algunas compañías tienen la amabilidad de escuchar debido a su preocupación por el bienestar humano; pero todos tienden a escuchar cuando se trata del resultado financiero. El ausentismo, la rotación y lo que los investigadores de Tufts llaman "presentismo", o usted está aquí pero no lo es, representa 15-20% de pérdida de productividad cada año.

3. Deshazte de tu escritorio. Mantenga su cuerpo en movimiento. Nuestro estilo de vida sedentario no nos está sirviendo bien, y ahora se llama "enfermedad de sentado". La investigación muestra que si nos sentábamos 3 horas menos por día, agregaría 2 años a la expectativa de vida. Caminar y correr ayuda a reducir la ansiedad y la depresión. En enfermedades cardíacas, derrame cerebral, cáncer y diabetes, la enfermedad de sentado se cita como un factor de riesgo clave.

4. Apagar. Nuestros cerebros necesitan un respiro del aluvión de mensajes que inundan nuestros circuitos. El sueño es primordial para el estado de ánimo, la memoria, el enfoque y el mantenimiento de nuestro bienestar. La firma de consultoría sanitaria Vynamic acuñó el término "zmail", una zona de exclusión entre las 10 p.m. y las 7 p.m. El Ministerio de Trabajo alemán ha prohibido el trabajo fuera del horario laboral, excepto en casos de emergencia para ayudar a evitar el agotamiento.

5. Alcanza. No dejes recursos sobre la mesa. Sea comprensivo; no espere para usar su Programa de Asistencia al Empleado (EAP) hasta que se queme. Atrás quedaron los días en que vemos la terapia como último recurso. Ahora tenemos los datos que demuestran que la prevención es la mejor ruta. Un estudio de los socios de Chestnut Global sugiere que tenemos un largo camino por recorrer: las tasas de uso están subiendo, pero aún a un bajo 4.5%. Muchos EAP están expandiendo servicios para incluir coaching, asesoramiento financiero y recursos virtuales y líneas directas para soporte inmediato.

¿Qué pasaría si las corporaciones y organizaciones crearan culturas más seguras para los empleados, alentándolos a usar sus cascos, y al mismo tiempo creando condiciones de trabajo seguras y de apoyo? Necesitamos una fusión de acción colectiva para fomentar personas, organizaciones y sociedades más saludables. Ese es el tipo de equilibrio del que debemos hablar.

La Dra. Kristen Lee es una galardonada profesora de ciencias del comportamiento, terapeuta y autora de Restablecer: Aproveche al máximo su estrés, llamado libro motivacional de 2015.
#solo nosotros

Sigue a Kristen Lee en Twitter, Facebook o Instagram @TheRealDrKris

Related of "¿Por qué la conciliación del equilibrio entre el trabajo y la vida puede hacernos estresar?"