Previniendo Resacas

Para Beth (con disculpas)

Vivimos en una sociedad que fomenta el consumo excesivo de alcohol casi tanto como la indulgencia excesiva en los alimentos. Cuando los ciudadanos beben demasiado, pueden esperar una resaca con efectos adversos sobre la productividad, la salud y el bienestar.

La resaca se caracteriza por una sensación general de malestar acompañado de dolor de cabeza, malestar digestivo, náuseas, fatiga e irritabilidad.

Resaca y la farmacología del alcohol

El alcohol es procesado por el cuerpo en dos etapas y tiene una vida media bastante rápida en condiciones ideales. En la primera etapa, el alcohol se descompone para producir acetaldehído, una toxina desagradable que es parcialmente responsable de los síntomas de la resaca. Esta toxina se descompone en sustancias inofensivas (ácido acético y agua).

La mayoría de las personas puede procesar un trago por hora, de modo que si mantienen su consumo de alcohol por debajo de ese nivel, es poco probable que experimenten una resaca. No irse a la cama inmediatamente después de beber es útil para evitar las resacas porque el hígado funciona más eficazmente durante el estado de vigilia que el sueño.

Además de muchos tratamientos exóticos que se emplean el día después de una borrachera, algunas personas beben agua religiosamente antes de acostarse, ya que creen que esto previene los síntomas de la resaca al evitar la deshidratación.

Aldous Huxley describió la ciencia como la muerte de una hermosa teoría a manos de un feo hecho. El hecho feo relevante es que la gravedad de los síntomas de resaca no está relacionada con los signos fisiológicos de deshidratación (1).

En lenguaje sencillo, las resacas no son causadas por la deshidratación y no es difícil ver por qué podría ser así. Dado que el agua es un producto de degradación del metabolismo del alcohol, uno esperaría que los tejidos se sobrehidrataran en cualquier caso.

Si no es deshidratación, ¿entonces qué? La investigación reciente se está centrando en la función inmune como la causa de los síntomas de la resaca.

Función inmune deteriorada

La evidencia clave aquí es que la severidad de la resaca se correlaciona más fuertemente con la síntesis de prostaglandinas. La severidad de la resaca se reduce en los experimentos con inhibidores de la síntesis de prostaglandinas (1).

Hace una década, los científicos afirmaron que no había una buena manera de mitigar la resaca, excepto bebiendo con moderación o completando la abstinencia (2).

En la última década, esta durísima evaluación calvinista se ha suavizado. Los investigadores han identificado varias sustancias exóticas que producen una reducción significativa en la severidad de la resaca. Estos incluyen: ginseng rojo; extracto de maní germinado; y una combinación de levadura enriquecida con glutatión y extractos de embrión / soja de arroz.

De estos experimentos, solo el ginseng rojo se probó en humanos (3), los otros estudios usaron ratas. En el extracto de maní germinado y los estudios de ginseng rojo, la resaca se redujo al acelerar el metabolismo del alcohol. La otra manipulación fue diseñada para mejorar la función inmune.

La Marcha Adelante de la Ciencia

Debido a que las resacas tienen un importante efecto nocivo sobre el ausentismo, así como el desempeño en el lugar de trabajo, la seguridad y la productividad, este es un campo activo de especialización con su propio Alcohol Hangover Research Group.

Los investigadores claramente están haciendo avances en la comprensión y el tratamiento de los síntomas de la resaca. Hasta el momento, sin embargo, no existe una solución mágica y el ginseng rojo se basa en un remedio popular. Pronto, tal vez, las farmacias tendrán un hermoso remedio para una fea resaca. La ciencia puede no estar restringida a hechos desagradables que matan bellas ideas. Por ahora, la moderación es la mejor opción, sin embargo.

Related of "Previniendo Resacas"