Qué hacer acerca del ciberacoso

CC0 Public Domain
Fuente: CC0 Public Domain

Los adolescentes de hoy en día crecen con un conjunto de parámetros sociales completamente diferente de cualquier generación antes que ellos, gracias a los avances en la tecnología.

Las investigaciones revelan que alrededor del 75 por ciento de los adolescentes estadounidenses tienen su propio teléfono, tableta o dispositivo similar. La gran mayoría de los adolescentes está utilizando estos dispositivos para las redes sociales, como Facebook, Instagram o Snapchat. Si bien estas plataformas brindan a los adolescentes la oportunidad de conectarse con sus pares de maneras nuevas y diferentes, también abren el potencial a nuevas formas de intimidación.

El conjunto de pruebas sobre adolescentes y redes sociales considera que el acoso cibernético es un problema grave. Alrededor del 25 por ciento de los adolescentes informan haber sido víctimas de acoso cibernético. (Los investigadores definen el acoso cibernético como daño voluntario y repetido infligido mediante el uso de computadoras, teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos). Los estudios demuestran que las víctimas de acoso cibernético corren mayor riesgo de tener problemas graves, incluidos síntomas psicosomáticos como dolores de cabeza, estómago y sueño , falta de apetito, pensamientos sobre el suicidio y baja autoestima.

Como sociedad, ¿qué podemos hacer con este problema? Los investigadores de enfermería de la Universidad Estatal de Ohio observaron sistemáticamente las intervenciones disponibles para ayudar a las víctimas del acoso cibernético, y también evitaron este comportamiento. Su objetivo era desarrollar un marco para alentar a los médicos y enfermeras a hablar con los jóvenes. Pero sus hallazgos pueden ayudar a los jóvenes en cualquier entorno a conocer y enfrentar el acoso cibernético.

  • Es importante enseñar a los adolescentes cómo ser buenos ciudadanos digitales. Esto significa usar la tecnología de una manera responsable y comprender las consecuencias del uso indebido de la tecnología. Esto significa comprender qué tipo de información personal está bien compartir y cómo usar la configuración de privacidad.
  • Los jóvenes deben aprender a lidiar con situaciones de intimidación. Esto puede incluir el uso de secuencias de comandos específicas cuando se encuentran con un acosador en línea, aprender a ignorar y bloquear a los agresores y saber cuándo pedir ayuda a un adulto responsable.
  • Las habilidades de comunicación, sociales y de empatía son herramientas esenciales. Esto significa ayudar a los jóvenes a imaginar cómo se siente otra persona y cómo comunicar sus propios sentimientos.
  • Los padres deben involucrarse con el uso que hacen sus hijos de las plataformas de redes sociales. Esto significa monitorear las acciones de sus propios hijos en línea y estar disponibles para entrenar y guiar a sus hijos a través de esta nueva dinámica social.

"No existe una solución tecnológica pura para el acoso cibernético", explicó Dominic DiFranzo, asociado postdoctoral en el Departamento de Comunicaciones de Cornell. "Los sistemas automáticos actuales que encuentran, marcan y eliminan contenido agresivo pueden ayudar, pero también son muy inexactos, ya que las máquinas no pueden entender los matices sociales o el contexto. En lugar de buscar maneras de automatizar este problema, necesitamos explorar nuevos diseños y modelos en las plataformas de redes sociales que aumenten y alienten la empatía, la responsabilidad y la intervención ".

Sí, los jóvenes de hoy están aprendiendo y creciendo en un entorno social único. Pero hay medidas que los educadores, padres y proveedores de salud pueden tomar para ayudar a los adolescentes a navegar en este nuevo territorio de la mejor manera posible.

Related of "Qué hacer acerca del ciberacoso"