Terapia conductual cognitiva: 7 consejos efectivos

¡Tratamientos basados ​​en evidencia que funcionan!

SIETE PERLAS PARA UNA TERAPIA CONDUCTUAL COGNITIVA EFECTIVA

La investigación ha demostrado que al identificar nuestros pensamientos y creencias distorsionadas, podemos tener un mejor control sobre los pensamientos, de esta forma, un mejor control sobre nuestros sentimientos. Tener pensamientos o creencias distorsionados no significa que haya algo mal en nosotros. Todos tenemos pensamientos y creencias distorsionados en diferentes momentos de nuestras vidas. Algunos ejemplos de pensamientos distorsionados:

GENERALIZANTE: A veces, podemos ver las cosas como todo o nada. Por ejemplo, si una cosa sale mal con un proyecto, podemos pensar que todo el proyecto es un fracaso. O bien, si hay algo que nos molesta acerca de una persona, podemos decidir que no nos interesa esa persona en absoluto.

LECTURA MENTAL: asumimos que sabemos lo que alguien está pensando. Podemos decirnos a nosotros mismos que alguien piensa que somos "estúpidos" o que no nos quiere aunque no haya evidencia que respalde este pensamiento. Esto se llama lectura mental.

CATASTROFIZING: exageramos lo "terrible" que es algo o imaginamos el peor resultado posible. Tal vez nuestro jefe quiere hablar con nosotros y catastrofice que vamos a ser despedidos. O llueve en uno de los días de vacaciones y pensamos "esto es lo peor que pudo haber pasado".

DICTAMAR LA FORTUNA: Creemos que sabemos con certeza qué va a suceder. Por ejemplo, nos decimos a nosotros mismos: "Sé que no voy a obtener esa promoción" o "No seré capaz de manejar esa tarea".

Además, se enseñan comportamientos o habilidades específicas, incluidas las habilidades sociales, la asertividad, las habilidades de organización y las técnicas de relajación. Estos se enseñan durante y entre sesiones.

A continuación, hay siete perlas que compartiré contigo que he encontrado útiles a lo largo de los años en mi práctica:

1. DISCUTIR LOS OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO

Durante la fase de evaluación inicial, es importante colaborar con los objetivos del tratamiento. Esto ayuda a mantener el tratamiento enfocado y productivo. Sin metas, la terapia puede terminar enfocándose en cualquier problema que surja esa semana y puede interferir con el progreso de los problemas de presentación originales. A veces, el paciente puede no ser capaz de describir específicamente un objetivo, excepto un vago "Quiero estar menos ansioso" o "Quiero sentirme más feliz". Esto está bien al principio. Sin embargo, durante los primeros meses, debe regresar a esta discusión sobre los objetivos para ver si se pueden describir en términos más específicos.

Por ejemplo, si alguien presenta depresión, las metas pueden incluir lo siguiente: Encontrar un trabajo más satisfactorio, regresar a la universidad, hacer ejercicio tres veces por semana, hacer dos nuevos amigos y dejar de usar marihuana.

2. COMIENCE CADA SESIÓN CON UNA AGENDA

Cada sesión debe comenzar con una agenda que se debata en colaboración entre el terapeuta y el paciente. De nuevo, esto ayuda a mantener la sesión enfocada y más efectiva. La agenda debe incluir el seguimiento de la tarea de la sesión anterior, un registro del estado de ánimo y la semana, unir o revisar los temas y el progreso de la sesión anterior, y temas relacionados para discutir en la sesión actual que se relaciona con un tema específico Gol.

3. DISCUTIR DÓNDE ABORDAR EL PROBLEMA

La mayoría de los objetivos terapéuticos tendrán varios componentes, incluidos pensamientos, creencias o comportamientos distorsionados. Por lo tanto, durante la sesión, decidir en colaboración sobre qué nivel abordar los objetivos. Si está trabajando en pensamientos distorsionados, es importante obtener qué pensamientos o imágenes ocurren que conducen a la angustia, como la ansiedad, el estado de ánimo bajo o el bloqueo de un determinado comportamiento. Si está trabajando en ciertos comportamientos, como habilidades sociales o problemas de relación, es importante analizar cuándo se usarán las habilidades y qué posibilidades hay de que se utilicen. Otra técnica útil para abordar comportamientos es el juego de roles y la visualización, que ayuda a practicar las habilidades y abordar cualquier bloqueo o ansiedad en torno al comportamiento.

4. UTILIZAR FLASHCARDS

Las tarjetas de vocabulario se pueden utilizar para recordar los puntos clave de la sesión o un mantra que puede ayudar con ciertos pensamientos o sentimientos. Si estoy trabajando con un paciente que está luchando contra la depresión, nombraré la flashcard como "Survival Kit" e incluirá estrategias para sobrellevar la depresión, como acercarse a un amigo, salir de la casa, buscar ayuda para mí, o cuidar una pequeña tarea.

5. PERMANECE ENFOCADO

Al comienzo del tratamiento, se discuten los objetivos de la terapia. A veces, la sesión de terapia puede ir en una dirección que no está relacionada con ninguno de los objetivos del tratamiento. Esto es apropiado en ciertos momentos, pero si esto sucede en cada sesión y durante toda la duración, entonces puede haber un límite para el progreso de la terapia. La estructura es importante en CBT, pero la flexibilidad también es importante. Este sería un momento para colaborar para debatir si continuar con el desvío o problema actual que se está discutiendo o volver a lo que se discutió en la agenda.

6. ASIGNAR TAREA

Hacia el final de cada sesión, se lleva a cabo una discusión colaborativa sobre tareas o "tareas de acción" para realizar entre sesiones. Una tarea de acción puede ser comprar un calendario si uno de los problemas es la administración del tiempo o registrar pensamientos e imágenes que ocurren durante períodos estresantes en un cuaderno para debatir y abordar en la sesión siguiente. Siempre asegúrese de hacer un seguimiento de la tarea o tarea de acción en la próxima sesión o crea la impresión de que trabajar en problemas o metas entre sesiones no es una parte crucial para mejorar.

7. PREGUNTE POR RETROALIMENTACIÓN

Hacia el final de la sesión, pregunte qué fue bien durante la sesión, qué pudo haber ido mejor y cuáles son los principales mensajes para llevar. Esto ayuda a construir la alianza, mejorar las sesiones futuras y maximizar el progreso.

La terapia cognitivo-conductual es una forma extremadamente efectiva de terapia, ya sea con o sin medicamentos y es una excelente manera de practicar la psiquiatría.

Si puedo ser de ayuda o si tiene alguna pregunta sobre la terapia cognitivo-conductual, el TDAH para adultos o los medicamentos, no dude en enviarme un correo electrónico a scott@scottshapiromd.com o llamar al 212-631-8010.

Bibliografía:

Beck, JS (2011). Terapia de comportamiento cognitivo: conceptos básicos y más allá (2da ed). Nueva York, Nueva York: Guilford Press

Related of "Terapia conductual cognitiva: 7 consejos efectivos"