Una respiración completa

"Simplemente parecía … casi demasiado simple", comentó un paciente durante su segunda sesión de terapia de biorretroalimentación. "Fue" la respiración diafragmática, o respirar profundamente en los pulmones con la contracción y expansión del diafragma, le pedí al paciente que practicara durante la semana anterior y, en realidad, es casi demasiado simple. La respiración diafragmática es la respiración en su estado más natural; es cómo respiran los bebés y cómo respiramos cuando dormimos. Lo que no es es el aliento de la mayoría de nosotros, día tras día, sintiéndonos ocupados y estresados ​​y pensando siempre en la próxima tarea para tachar nuestras listas de tareas interminables. No, nuestro aliento reside en nuestro pecho, donde no hace más que atacar nuestro ciclo de respuesta al estrés y aumenta nuestro ritmo cardíaco y la tensión muscular.

Si bien puede parecer gracioso pensar en un proceso fisiológico automático y, además, llevarlo a la sala de terapia, hacerlo es una manera simple y fácil de lograr la relajación. Es en este punto de mi explicación de las herramientas de relajación que siento que algunos de los pacientes que encuentro creen que están siendo estafados. Obtengo miradas que dicen mucho:

Espera un momento, cariño. Vengo aquí y te cuento las 234 cosas que me estresan y me estás diciendo que lo que tengo que hacer es pensar en mi respiración. ¿No oíste lo complicado que es mi vida cotidiana? ¿Y me estás diciendo que solo estoy respirando incorrectamente?

Puedo identificarme con la esperanza de una solución complicada para un problema complicado, particularmente cuando los pacientes han estado manejando enfermedades médicas crónicas y debilitantes. Pero después de experimentar una gran cantidad de medicamentos, intervenciones médicas y técnicas de intervención psicoterapéutica, algo simple y tangible a menudo es un cambio bienvenido.

Nunca estoy seguro de si los pacientes se están riendo de mí o conmigo cuando les entrego "equipo de alta tecnología" o pegatinas de colores brillantes para ayudarlos a practicar la respiración diafragmática. Sugiero que pongan las pegatinas en los lugares con los que se encuentran frecuentemente, como el volante, el espejo del baño o la puerta de la nevera, y comprueben dónde está la respiración cada vez que ven una pegatina. Si se dan cuenta de que solo su pecho y hombros están ocupados en su patrón de respiración, les recomiendo que tomen unos minutos para practicar la respiración más profunda y completamente, atrayendo su diafragma. Insisto en que tomará práctica y tiempo, pero que nuestra respiración es una herramienta poderosa sobre la que tenemos control.

Al igual que con cualquier recomendación, algunos pacientes practicarán y otros no. Además, de los que sí practican, algunos (y yo discutiría más) reportarán resultados positivos y otros no. Si nada más, se han tomado algunos minutos a lo largo de su semana para participar en un comportamiento saludable y conectarse con sus cuerpos. Y a veces, el ejercicio sencillo y factible que han realizado tiene un impacto sustancial. Por ejemplo, ¿ese paciente que mencioné antes? ¿El que reconoce la simplicidad de reconocer su aliento? Ese paciente ha obtenido control sobre su hipertensión y ha reducido a la mitad su medicación para la presión arterial. Sería ingenuo para mí afirmar que la respiración diafragmática es el único factor que causó este cambio, pero también creo que sería negligente descartar su papel.

Related of "Una respiración completa"