Usar la cámara de su teléfono inteligente como una herramienta de atención plena

iStock
Fuente: iStock

Ves una hermosa puesta de sol, y tu primer instinto es sacar tu smartphone y tomar una foto. ¿Estás distrayéndote del espectáculo en el cielo, o te estás ayudando a ser más consciente de ello? La respuesta puede depender de cómo y por qué usa la cámara de su teléfono.

Centrarse en el momento

La atención plena implica ser plenamente consciente de lo que estás experimentando en el momento presente y darte cuenta sin juzgarlo. Cuando ve algo llamativo y decide tomar una foto rápida con su teléfono, su atención se centra en la experiencia visual momento a momento. Ese rectángulo digital actúa como un marco, enfocando sus ojos y su mente en la pantalla.

Esto puede ayudarlo a estar más en sintonía con lo que ve en este momento. Y a medida que continúe con su negocio, una actitud de atención puede trasladarse a otras experiencias, independientemente de si las fotografía o no.

La mejor evidencia de este efecto proviene de un estudio reciente dirigido por Alixandra Barasch, Ph.D., de la Universidad de Nueva York. En una serie de experimentos, los participantes navegaron ya sea un museo de la vida real o una galería de arte virtual. Algunos podrían optar por tomar imágenes de los objetos que llamaron su atención, ya sea mediante el uso de una cámara real o haciendo clic en un botón en la pantalla. Otros no tienen esta opción.

Después, las personas en los grupos de toma de imágenes tenían una mejor memoria visual para objetos específicos que habían visto, en comparación con aquellos que no podían tomar fotografías. Como era de esperar, el efecto fue más fuerte para los objetos que habían fotografiado. Pero, en menor medida, también se aplicaba a los objetos que no fotografiaban.

La memoria y la atención plena no son idénticas y, de hecho, tienen una relación complicada. Pero estos hallazgos muestran que tomar fotos e incluso tener solo una cámara disponible puede cambiar nuestro enfoque mental de una experiencia.

Visto pero no escuchado

Curiosamente, esta misma investigación también destaca una limitación clave de experimentar la vida a través de una lente de cámara: se trata de lo visual.

En el estudio, los participantes escucharon simultáneamente un audio-tour mientras se desplazaban por el museo o la galería virtual. Como ya se señaló, el estudio mostró que la toma de fotografías mejoró la memoria de los elementos visuales de la experiencia. Por el contrario, disminuyó ligeramente el recuerdo de la información hablada.

Esa es una distinción potencialmente importante. Muchas prácticas para desarrollar la atención plena alientan a abrazar una experiencia, como comer o dar un paseo, en toda su gloria multisensorial. Pero tomar fotos fijas prioriza los elementos visuales por encima de todo. (¿El video de grabación mejora la atención a los detalles auditivos? Eso no está claro) pero, de todos modos, sigues descuidando varios sentidos.

Si observas una hermosa puesta de sol, es posible que te encuentres con los aspectos visuales de la escena. Pero si disfruta de una buena comida, no quiere descuidar otras propiedades sensoriales, como el sabor y el aroma. Tome una foto rápida, si lo desea, pero luego deje su teléfono a un lado y saboree la comida.

Apuntar, disparar, observar

Hay muchas razones posibles para tomar una foto. Si tiene la intención de cultivar la atención plena, las siguientes sugerencias pueden ser útiles. Algunos se basan en un cuerpo emergente de investigación que analiza el impacto psicológico de la fotografía digital. Otros tienen sus raíces en los principios generales de la atención plena.

¡Hazlo rápido! Las instantáneas rápidas e informales pueden ser las mejores para este propósito. Si te envuelves demasiado posando o montando una foto, puede sacarte del momento.

Piense dos veces acerca de selfies y tiros grupales. La atención plena implica la toma de conciencia no solo de los aportes sensoriales del mundo externo, sino también de los sentimientos, pensamientos y sensaciones corporales internos. En teoría, una instantánea que llame su atención sobre la serenidad que está sintiendo o la felicidad que está compartiendo con sus amigos podría ayudarlo a ser consciente.

En realidad, tomarse una selfie a menudo significa revisar su cabello y mostrar su lado bueno. Y tomar una foto grupal a menudo implica tratar de que todos se paren en el lugar correcto y sonríen sin pestañear. Antes de que te des cuenta, tu enfoque está en otra parte, y el momento en que intentabas capturar ha pasado.

Selfies y disparos grupales son divertidos. También pueden servir funciones útiles más adelante, como desencadenar recuerdos positivos o comunicar su identidad a otros. Pero a menos que sean disparos rápidos y sinceros, es posible que no sean la mejor manera de permanecer en el momento.

Tenga cuidado con las intenciones de publicar en las redes sociales. No hay nada de malo en tomar fotografías con el propósito explícito de publicarlas en Instagram o Facebook. Sin embargo, eso no puede alentar la atención plena. En lugar de simplemente notar y aceptar lo que estás experimentando, probablemente estés pensando cómo se verá a los demás.

Independientemente de tu intención original, ¿qué pasaría si terminas con una foto que deseas compartir? Pregúntate si puede esperar. A menos que haya una buena razón para publicar de inmediato, no permita que las redes sociales desvíen su atención de la experiencia en cuestión.

Para, mira, escucha. La atención plena es un concepto simple, pero puede ser difícil de implementar. Si algo tan útil como la cámara de un teléfono inteligente hace que sea más fácil para usted entrar en este estado de ánimo, ¿por qué no usarlo?

Personalmente hablando, el mayor desafío para mí es saber cuándo dejar de fotografiar el momento y simplemente vivirlo. Una cosa que ayuda es decirme a mí mismo que voy a guardar mi teléfono y comenzar a "tomar fotos" con mi mente.

En poco tiempo, he abandonado la pretensión de la mente como cámara. Estoy totalmente absorto en el momento y me doy cuenta de los detalles que podría haber perdido si nunca me hubiera quitado el teléfono, y luego lo guardé nuevamente.

Linda Wasmer Andrews es una periodista que se especializa en escribir sobre salud, bienestar y psicología. Conéctese con ella en Twitter y Facebook.

Related of "Usar la cámara de su teléfono inteligente como una herramienta de atención plena"