Usted paga su dinero y toma sus decisiones

Después de recibir mi maestría en Trabajo Social en 1987, fui a trabajar como psicoterapeuta en una clínica psiquiátrica ambulatoria para adolescentes y adultos jóvenes ubicada en una casa de piedra rojiza en 19th Street a la vuelta de la esquina de 3rd Avenue en la sección Gramercy Park de Manhattan. El modelo de psicoterapia allí fue explícitamente psicodinámico. El enfoque psicodinámico es una derivación del psicoanálisis y la psicoterapia psicoanalítica.

Como una generalización, este enfoque es a más largo plazo y los terapeutas en la clínica tuvieron el lujo (inusual incluso para los estándares de práctica de finales de los 80) de trabajar con clientes en una escala móvil generosa sin restricciones en la cantidad de sesiones permitidas o la duración de permanecer en terapia Algunos clientes habían estado en tratamiento allí durante varios años. Otro aspecto inusual de este ambiente de trabajo fue que proporcionó un programa intensivo de entrenamiento formal en teoría y práctica psicodinámica. La atención general a la supervisión clínica y la capacitación fue extraordinaria; fue casi como trabajar en un instituto de capacitación de postgrado, y resultó ser una incubadora ideal para aprender las cuerdas de la psicoterapia.

Se requirió que cada terapeuta tuviera una consulta mensual de casos con el Director Médico, un eminente psiquiatra, el Dr. Eugene Glynn, MD. El Dr. Glynn era un brillante deconstruccionista psicodinámico con una actitud tranquila pero intimidante. Las críticas de su caso fueron legendarias por ser agudas e implacables, y la anticipación de estas consultas evocaba de forma habitual un temor palpable, incluso para los terapeutas expertos y altamente calificados que habían trabajado con él durante más de veinte años.

Antes de mi reunión inicial con el Dr. Glynn, varios de ellos me contaron anécdotas espeluznantes sobre el desmantelamiento de su trabajo, experiencias similares a la evisceración verbal. Me preparé, si esta era la experiencia de personas infinitamente más experimentadas y capacitadas que yo, ¿qué podía esperar? Cuando se trataba de mis conocimientos y habilidades de psicoterapia, todavía estaba aprendiendo a diferenciar mi trasero de la tercera base.

Si bien sus comentarios y críticas podrían ser señalados, el Dr. Glynn fue mucho más amable y amable conmigo. Tal vez su aparente misericordia se basaba en la sensación de que había poco que ganar con una crítica más dura. Para mi sorpresa, felicitó mi aparente capacidad de involucrar a los adolescentes de oposición; en el proceso, enseñándome que solo lograr que esos clientes aparezcan y continúen en terapia fue un gran negocio. A veces, lo que anticipamos es considerablemente peor que la realidad que se desarrolla. Como dijo Mark Twain, "he pasado por cosas terribles en mi vida, algunas de las cuales realmente sucedieron".

El Dr. Glynn también fue socio por mucho tiempo del reconocido autor e ilustrador infantil Maurice Sendak, que es Where the Wild Things Are, que resultó ser mi libro favorito en la primera infancia. Creo que el Dr. Glynn tuvo cierta influencia en las perspicaces descripciones del señor Sendak sobre la poderosa ambivalencia y los profundos conflictos intrapsíquicos intrínsecos a la infancia. Durante mi mandato en la clínica, el Dr. Glynn articuló muchas observaciones y puntos de vista que me ayudaron a elevar mi conocimiento y comprensión clínica. A menudo, se trataba de formulaciones altamente complejas orientadas psicodinámicamente, que me obligaban a aumentar mi capacidad cognitiva para desentrañar su significado.

Sin embargo, la declaración que más resonó para mí en el tiempo fue una de sus más simples, al menos superficialmente: "Pagas tu dinero y tomas tus decisiones". Era una paráfrasis de una frase del Huckleberry Finn de Mark Twain.

Cuando el Dr. Glynn primero me contó esto en el contexto de una consulta de caso, me sorprendió porque parecía tan elemental. Mi reacción se parecía a la de mi exposición inicial a ciertos refranes de recuperación de doce pasos que a primera vista parecían superficiales y triviales. Sin embargo, en una consideración posterior, los aforismos como "Un día a la vez", "Esto también pasará" y "Mantenerlo simple" son declaraciones breves de principios universales imbuidos de gran profundidad y sabiduría.

De manera similar, como el Dr. Glynn me estaba comunicando a través del proceso paralelo de consulta clínica, las decisiones que tomamos a menudo son más importantes y revelan más sobre quiénes somos que sobre nuestras habilidades particulares. Además, podemos tomar las decisiones que queramos o necesitemos, siempre que estemos dispuestos a aceptar las consecuencias de esas elecciones. Esta ecuación representa la intersección de la conciencia, la acción y la responsabilidad. Y, es aplicable a prácticamente todas las áreas de la vida.

Copyright 2015 Dan Mager, MSW

Autor de alguna Asamblea requerida: un enfoque equilibrado para la recuperación de la adicción y el dolor crónico

Related of "Usted paga su dinero y toma sus decisiones"