Vivir como la vida depende de ello

Las opciones cuentan. Puedes tomar decisiones hoy que te darán más energía mañana. Las elecciones correctas a lo largo del tiempo mejoran en gran medida tus probabilidades de tener una vida larga y saludable.

Hace cien años, muchas personas murieron a causa de enfermedades infecciosas porque no tenían cura. Pero hoy en día, la mayoría de las personas muere a causa de condiciones prevenibles. La próxima vez que tenga dos amigos, considere que es probable que dos de los tres mueran de enfermedades cardíacas o cáncer.

El problema es que no ves las amenazas que representan tus pequeñas decisiones diarias en este momento. Tiene poca urgencia para cambiar su dieta hasta que todos esos años de comida frita, azúcar y carne procesada causen un ataque cardíaco a los 60 años. En ese momento, es posible revertir la enfermedad, pero es más difícil.

No importa cuán saludable esté hoy, puede tomar medidas específicas para tener más energía y vivir más tiempo. Independientemente de su edad, puede tomar mejores decisiones en el momento. Las pequeñas decisiones sobre cómo comer, moverse y dormir cada día cuentan más de lo que piensas. Como he aprendido de la experiencia personal, estas elecciones dan forma a tu vida.

A los 16 años, estaba jugando al baloncesto con amigos cuando noté algo mal con mi visión. Había un círculo negro en el medio de mi campo visual. Supuse que se iría. En cambio, empeoró progresivamente. Finalmente le dije a mi madre, que de inmediato me llevó a un oculista.

Esa mancha negra resultó ser un gran tumor en la parte posterior de mi ojo izquierdo. El doctor dijo que podría llevar a la ceguera. Como si eso no fuera suficiente, necesitaba una prueba de sangre para descartar otros problemas médicos. Unas semanas más tarde, mi madre y yo volvimos a la oficina del doctor para obtener los resultados.

El doctor nos dijo que tenía un trastorno genético raro llamado Von Hippel-Lindau (VHL). Mientras que VHL generalmente se ejecuta en familias, mi condición era una nueva mutación que afecta a una de cada 4.400.000 personas. Esta mutación esencialmente apaga un potente gen supresor de tumores y conduce a un crecimiento canceroso rampante en todo el cuerpo.

Aún recuerdo vívidamente sentado a un lado de un gran escritorio de madera mientras mi médico intentaba explicarme cómo sería luchar contra el cáncer por el resto de mi vida. Fue uno de esos momentos en que su estómago se hunde y su mente compite por una explicación alternativa. Luego, mi médico me describió cómo era probable que desarrollara cáncer en los riñones, las glándulas suprarrenales, el páncreas, el cerebro y la columna vertebral.

Si bien la idea de perder la vista fue difícil, estos problemas a largo plazo fueron aún más desalentadores. Esa conversación con el médico me obligó a luchar con preguntas mucho más grandes sobre mi vida. ¿Las personas me tratarían de manera diferente si supieran sobre mi enfermedad? ¿Había alguna posibilidad de casarme y tener hijos? Quizás lo más importante es que me preguntaba si había alguna forma de que pudiera llevar una vida larga y saludable.

Los médicos hicieron todo lo posible para salvar mi vista, desde congelar los tumores hasta cocinarlos con un láser. Pero la vista en mi ojo nunca regresó. Una vez que supere esta pérdida, me concentré en aprender todo lo que pudiera sobre las otras manifestaciones de esta rara enfermedad.

Rápidamente me di cuenta de que cuanto más aprendía, más podía hacer para aumentar mis probabilidades de vivir más tiempo. A medida que surgió nueva información, descubrí que podía adelantarme a mi condición con MRI, CT y exámenes oculares anuales. Si los médicos detectan tumores temprano cuando son pequeños, es menos probable que los tumores se diseminen y me maten. Aprender eso fue un gran alivio. Incluso si requiriera algunas cirugías difíciles, había algo que podía hacer para vivir más tiempo.

He tenido exámenes y escaneos anuales durante 20 años y actualmente tengo tumores pequeños en los riñones, las glándulas suprarrenales, el páncreas, la columna vertebral y el cerebro. Cada año, "miro y espero" para ver si alguno de estos tumores es lo suficientemente grande como para requerir cirugía. En la mayoría de los casos, no lo son.

Esperar a que los tumores activos crezcan puede sonar agitadoramente. Podría ser, si me preocupaba en la condición genética que está más allá de mi control. En cambio, utilizo estos exámenes anuales para concentrarme en lo que puedo hacer para disminuir las probabilidades de que mis cánceres crezcan y se propaguen.

A medida que pasa el año, aprendo más sobre cómo puedo comer, moverme y dormir para mejorar mis posibilidades de vivir una vida larga y saludable. Luego aplico lo que aprendo para tomar mejores decisiones. Actúo como si mi vida dependiera de cada decisión. Porque lo hace

En mis próximas publicaciones, compartiré lo que he aprendido a lo largo de los años sobre la salud y el bienestar. Mi investigación y mis experiencias me han llevado a creer que las elecciones pequeñas son las más importantes. Son estas decisiones diarias las que dan forma a nuestros días, nuestra salud y nuestras vidas.

 

Adaptado del libro Eat Move Sleep: cómo las pequeñas decisiones conducen a grandes cambios por Tom Rath (Missionday, 2013)

 

Lectura y referencias adicionales:

  • Jones, DS, Podolsky, SH, y Greene, JA (2012). La carga de la enfermedad y la tarea cambiante de la medicina. New England Journal of Medicine, 366 (25), 2333-2338. doi: 10.1056 / NEJMp1113569
  • VHL.org. (2013, 02 de marzo). Datos básicos sobre VHL. Obtenido de http://www.vhl.org/patients-caregivers/basic-facts-about-vhl/
  • Los cambios simples en el estilo de vida pueden agregar una década o más años saludables a la esperanza de vida promedio, según muestra un estudio canadiense. (2011, 21 de octubre). Ciencia diaria. Obtenido de http://www.sciencedaily.com /releases/2011/10/111021074730.htm
  • El estilo de vida afecta la esperanza de vida más que la genética, según un estudio sueco. (2011, 8 de febrero). Ciencia diaria. Obtenido de http://www.sciencedaily.com/releases/2011/02/110207112539.htm

Related of "Vivir como la vida depende de ello"